Se solicita bloguero

El escritor online profesional promedio es varón, tiene 37 años y gana 25 dólares por post; en EU hay más blogueros profesionales que cantineros, pero en México no hay estadísticas confiables.
Blogs  (Foto: Especial)
Luis Miguel González

Perez Hilton, Arianna Huffington, Jeff Jarvis, Tech Crunch, Markus Frind, Steve Pavlina… ¿conoce estos nombres? Pertenecen a la élite de los blogueros. Tienen cientos de miles de lectores constantes. Ganan más de medio millón de dólares al año por poner sus bitácoras en la red. El gremio de los blogueros profesionales crece como la espuma. En Estados Unidos hay más blogueros profesionales que bomberos, programadores de computación, CEO o cantineros.

El registro de la blogósfera de Technorati tiene 21.7 millones de blogueros en EU. El 2% de ellos se define como profesional. Esto implica que hay alrededor de 450,000 personas que cobran por elaborar su bitácora y subirla a la red. El bloguero profesional prototípico es varón, de raza blanca, tiene 37 años e ingresos de 22,000 dólares anuales, 25 dólares por post.

Hay sitios especializados que ofrecen consejos a los blogueros para que puedan generar ingresos. Problogger enlista una docena, entre ellos, patrocinios, donaciones, comercialización de souvenirs, venta de activos digitales, como e-books, conferencias, asesorías y clics publicitarios en Adsense de Google. Es un modelo de negocio y también una microtendencia, dice Mark Penn, de The Wall Street Journal.

Ocho de cada 10 nuevos empleos que se generan en el mundo tienen que ver con el conocimiento. La mitad de la nueva riqueza mundial proviene de activos intangibles, según la OCDE. La oferta crea su propia demanda, postuló el economista francés Jean Baptiste Say hace 200 años. Esto es brutalmente cierto en la blogósfera. Perez Hilton vende chismes y tiene más lectores que la mayor parte de los sitios de periódicos latinoamericanos. Arianna Huffington ofrece información política de calidad, “¿cuándo el Huffington Post rebasará a The Washington Post?”, se pregunta Jeff Jarvis, que comenzó en TV Guide, editó Entertainment Weekly y ahora tiene BuzzMachine, un sitio dedicado a tendencias de información.

El Huffington Post es el número uno de los blogs del mundo, según Technorati. Markus Frind gana más de 3 millones de dólares al año por ejercer de casamentero digital. Su sitio se llama Plentyoffish y se especializa en desgajar la búsqueda de la media naranja. Steve Pavlina es un gurú de la autoayuda y Sergio Riveiro atiende a fanáticos de los videojuegos.

México vive esta tendencia a su manera, es decir, sin estadísticas confiables. E-México, el sitio oficial de la política informática, no cuenta con información sobre blogueros. Para bien o para mal no es un tema de las políticas públicas. No hay forma de saber cuántos blogueros existen, cuántos se definen a sí mismos como profesionales ni cuánto ganan.

Seguramente son menos que los 530,357 abogados que contabiliza la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), probablemente son más que los 1,893 biomédicos que apunta la misma fuente.

The mexican way implica datos que desconciertan. La STPS coloca a los escritores y los redactores entre las ocupaciones que crecen más rápido. Están junto a los organizadores de espectáculos, meseros y cantineros. ¿Son escritores de novelas, poetas o correctores de tesis los que abultan la categoría? Quizá haya blogueros. No tenemos a nadie como Yoani Sánchez, la cubana de Generación Y, pero hay algo que se mueve.

Los blogs en México son una microtendencia y un modelo de negocio. R&R, de Olallo Rubio, tiene patrocinio de Bacardí. Dixo cuenta con el apoyo de Prodigy. Hipertextual, creada en nuestro país por el ecuatoriano Eduardo Arcos, atrajo al millonario Martín Varsavsky para apoyar su expansión en España y América Latina.

En el largo plazo, los blogueros profesionales serán legión en México. Mientras tanto son una interesante minoría. No hay un blog personal entre los 100 sitios más consultados por mexicanos y la bolsa de trabajo OCC no registra ofertas de trabajo para blogueros.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Ahí vienen, aunque el radar de las estadísticas oficiales no oiga sus jeeps. Jean Baptiste Say dijo que la oferta crea su propia demanda, pero nunca explicó cuánto tiempo se tardaría.

El autor es director editorial de El Economista.
Comentarios: opinion@expansion.com.mx

 

Ahora ve
Trump admite que no tiene grabaciones de sus conversaciones con James Comey
No te pierdas
ç
×