Agroempresas carecen de certificación

Aunque salieron librados, la influenza encendió los focos rojos entre los productores de hortalizas; sólo 50,000 de 112,000 empresas del sector cuentan con un aval sanitario, de acuerdo con ProMéxico.
Jitomate  (Foto: Especial)
René Valencia

“¿Es seguro comprar hortalizas mexicanas?”, preguntaba un representante de la estadounidense Fresh Produce Association of the Americas a Mario Robles Escalante, gerente de la Comisión para la Investigación y Defensa de las Hortalizas (CIDH). El pasado 23 de abril, cuando se declaró la emergencia sanitaria por el virus de la influenza humana, se encendieron los focos rojos. No era la primera vez.

El riesgo de que se detengan las exportaciones de estos productos a EU es constante. Y precisamente esa experiencia fue lo que ayudó esta vez a los agroproductores. Se movilizaron rápidamente y entregaron información convincente. En cuestión de horas, esa organización de EU emitía boletines en los que descartaba cualquier riesgo de contagio a productos agrícolas mexicanos. Se había desactivado la bomba.

La ley contra el bioterrorismo que data de 2003 y que pretende ser un filtro para evitar la entrada al país de productos contaminados, mantiene en alerta constante a los productores mexicanos. El año pasado lo sufrió Carlos Humberto Gutiérrez Riera, dueño de Jalapeños y Serranos, empresa ubicada en Tamaulipas. Durante dos meses, la Food and Drug Administration (FDA) no autorizó a esta compañía el envío de 30% de su producción a EU, ante la sospecha de que fueran a infectar de salmonela a los consumidores de ese país. Se trató de una falsa alarma. Los chiles estaban sanos, pero Gutiérrez Riera tardó meses en que sus exportaciones se normalizaran. Lo mismo ocurrió con los productores de jitomate.

De ahí que, ante la emergencia sanitaria por la influenza humana H1N1, este productor de chiles haya contratado los servicios de Primus Lab, una empresa estadounidense especializada en certificar la no contaminación de productos alimenticios en EU.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los bloqueos de los últimos dos años han empujado a los agricultores a obtener las certificaciones Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (HACCP, por sus siglas en inglés) y  la ISO 22000. Javier Juseppe Camargo, director de Proyectos de Exportación y Agronegocios de ProMéxico, señala que unas 50,000 de un total de 112,000 agroempresas están certificadas.

En Sinaloa, estado horticultor por excelencia, 80% de los productores  cumplen los estándares de inocuidad,  pero pocos están certificados, dice Robles Escalante, de la CIDH, quien subraya que la emergencia sanitaria de la influenza será un elemento para que más productores obtengan la certificación.

Ahora ve
Un auto embiste dos paradas de autobús en Marsella; hay al menos un muerto
No te pierdas
×