ICA: Como en los buenos tiempos

La compañía dirigida por José Luis Guerrero, 66 de Las 500 de Expansión, vuelve por sus fueros; sus ventas y el valor de sus proyectos actualmente son los más altos en su historia.
Jose Luis Guerrero  (Foto: Alfredo Pelcastre / Mondaphoto)
Adolfo Ortega

José Luis Guerrero, director de ICA, camina entre el polvo mientras dos ingenieros lo ponen al tanto del avance de una obra que recorren. Lo que hoy es sólo tierra, a fines de 2010 será una autopista que conecte el municipio mexiquense de Ecatepec con la avenida Río de los Remedios, en la capital del país.

Nunca antes, en sus seis décadas de vida, ICA tuvo tantos proyectos y tan cuantiosos como ahora. La autopista que Guerrero supervisa significará ingresos para la empresa por más de 5,300 millones de pesos (MDP). La firma además tiene otras obras que a fines de marzo sumaban un valor de casi 39,000 MDP. Entre estas obras están la línea 12 del metro, en el DF; la planta hidroeléctrica La Yesca, en Nayarit; incluso perfora para Pemex una serie de pozos petroleros en el campo de Chicontepec.

En mayo pasado, ganó además una licitación para construir en Poza Rica, Veracruz, una planta criogénica para Pemex con un valor de 268 millones de dólares (MDD), obra que realizará con su socio Fluor Corporation.

“Ya ganamos los proyectos, ahora hay que hacerlos”, dice Guerrero mientras mira a un soldador de ICA cortar varillas de acero en un puente.

La compañía duplicó sus ingresos y su planta laboral en tan sólo cuatro años y dejó atrás el triste episodio de diciembre de 2003 cuando Carlos Slim salvó la empresa con un préstamo de 200 MDD. En el primer trimestre de este año, ICA fue la empresa del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) que más creció en ventas (52%). “La tendencia de crecimiento de ICA no ha cambiado y estimamos que sus ingresos crecerán entre 20 y 30% al terminar el año”, dice Guerrero.

“La empresa está muy bien, financieramente”, confirma Ramón Ortiz, analista de la casa de bolsa Actinver. La última semana de mayo, Ortiz escribió un reporte en donde preveía una caída en el precio de la acción de ICA como consecuencia de que sacarían la acción del Morgan Stanley Capital Index (MSCI), algo que no ocurrió. “No fue tan negativo el efecto”, dice. “Hubo mucho volumen, pero el precio se sostuvo”.

mezcla-de-negocio.gif

A pesar de ello, el precio de las acciones de la empresa no se ha recuperado del todo después de la tremenda caída que tuvo el año pasado. Entre mayo y septiembre de 2008, la acción de ICA perdió 80% de su valor. Para mayo de este año, la pérdida anual era mayor a 60%, a pesar de los buenos resultados de la firma, que sigue ganando concursos y que una parte de los contratos que firmó en 2007 dejan de generar gastos y empiezan a representar ingresos para la compañía.

Para Guerrero, esto es efecto de que el mercado mexicano es aún muy delgado; que la acción de ICA tiene una alta correlación con el IPC; y de que ICA es una empresa donde la inversión es a largo plazo.

La caída del principal indicador de la Bolsa fue 20% entre mayo de 2008 y el mismo mes de este año. En el mismo periodo, ICA perdió un porcentaje tres veces mayor. “El contexto no ha ayudado”, dice Ortiz, de Actinver.

Christian Papayanopulos, analista de Ixe, cree que el precio de la acción no refleja la bonanza que vive la empresa por dos motivos: porque sacrificó sus márgenes de ganancia en aras del crecimiento y, sobre todo, porque ha habido retrasos en licitaciones en las que ICA estaba interesada en participar.

“Las promesas del Ejecutivo, de invertir en infraestructura para mitigar los efectos de la crisis, no se ven reflejadas en las cifras del informe trimestral”, confirma un reporte de Fundar, una organización no gubernamental que analiza políticas públicas y gasto gubernamental, entre otras cosas.

A principios de año, el gobierno anunció que en 2009 invertiría más de 59,000 MDP tan sólo a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Durante los primeros tres meses del año, esta dependencia subejerció 3,300 MDP, casi la mitad del subejercicio de todo el gobierno federal, según Fundar.

“Es verdad que la SCT ha tenido retrasos”, reconoce Guerrero. “El Programa Nacional de Infraestructura se afecta cada ocasión que una licitación se declara desierta, (y eso) desanima a los participantes, ya que cuesta mucho dinero y tiempo preparar las ofertas y se daña la productividad del país”.

indiferente.gif

Otro motivo que genera un subejercicio son los retrasos en los avances de las obras y, según Guerrero, una causa frecuente es la liberación oportuna de los derechos de vía.

En otras épocas, este tipo de problemas tendrían de cabeza a la empresa. Ahora no sucede así porque el modelo de negocios de la compañía está por fin diversificado. Sus ingresos no dependen únicamente de las obras del gobierno. Su fuerte sigue siendo la construcción, civil e industrial, de donde recibe 77 pesos de cada 100; de la construcción de viviendas recibe 9 pesos y los 14 pesos restantes los recibe de las concesiones y de su negocio aeroportuario.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Esta última división es la que aporta el grueso de las utilidades de la empresa: 61 pesos de cada 100 que obtiene ICA de utilidades de operación provienen del grupo de OMA y de las concesiones que tiene la firma de puentes y autopistas. Mientras que la construcción de infraestructura contribuye con 28 pesos de cada 100.

“Es bueno que esté diversificado, pues la crisis no le pega por igual a todos los sectores”, dice Papayanopulos. “La construcción de infraestructura no es lo más rentable pero, ante la crisis, es la mejor jugada defensiva por ser contracíclica”.

Ahora ve
Peña Nieto niega relación de su gobierno con espionaje
No te pierdas
ç
×