Fresnillo supera volatilidad en Londres

Los títulos de la minera, 162 de Las 500 de Expansión, subieron 450% con la batuta de Jaime Lomelín; la división de metales preciosos de Peñoles quiere ahora adquirir 80% de la canadiense MAG Silver.
Jaime Lomelin  (Foto: Gilberto Contreras)
Ricardo J. Galarza

El ingeniero Jaime Lomelín oprimió con cierta cautela el botón de la London Stock Exchange (LSE) aquella neblinosa mañana del 8 de mayo de 2008. En la Bolsa de Londres, el botón remplazó la campanada inicial en 1986, y al apretarlo se activa el sistema electrónico que enciende todas las computadoras simultáneamente y da inicio a las operaciones.

Luego, Lomelín sonrió y estrechó fuertemente la mano del presidente de la LSE, Chris Gibson-Smith. Aquel día subía en la pizarra una clave operativa desconocida para los traders: FRES, por Fresnillo PLC, la primera firma mexicana –y la única hasta ahora– en cotizar en el famoso recinto bursátil de la City londinense.

Era el gran día de Fresnillo, la mayor productora de plata del mundo y la segunda compañía minera de oro en México, que ocupa el lugar 162 en el ranking de Las 500 empresas más importantes de México de Expansión. La firma había sido constituida apenas el año anterior como la división de metales preciosos de Industrias Peñoles, perteneciente a la familia Baillères.

El arranque no fue fácil. La acción de la minera mexicana debutó en Londres en el piso del rango previsto, a 5.55 libras esterlinas (10.86 dólares), pero luego caería a su mínimo en noviembre, a 99 centavos de libra (1.47 dólares), en medio de la crisis financiera internacional. En la segunda mitad de 2008, el precio de la plata sufrió una caída estrepitosa de 35%. El oro la siguió con una reducción de 5%.

Pero en el primer trimestre de este año, ambos metales se han recuperado: el precio de la plata se apreció 20%, y el del oro 4.7%, lo que ha impulsado la carrera ascendente de Fresnillo. Hoy, la minera es un jugador importante en la bolsa londinense. Sus títulos alcanzaron una apreciación de 450% entre diciembre de 2008 y mayo de 2009, más del doble que las de sus pares globales de oro, como Hochschild y Polymetal.

Fresnillo, que opera tres minas en México (La Ciénaga, La Herradura y Fresnillo), concluyó 2008 con una ganancia de 128 millones de dólares, menor a lo esperado pero con 240 MDD en efectivo y sin tener deudas. Aunque anunció una reducción de 25 MDD en sus gastos de capital para este año, seguirá adelante con el plan de construir dos nuevas minas: la Soledad y Dipolos y Minera Saucito, con las que en 2011 espera consolidar su liderazgo en el mercado global de plata.

rally-precioso.gif

Cuando se fundó Fresnillo, Alberto Baillères, dueño de Peñoles, holding de Fresnillo, le pidió a Lomelín que asumiera la dirección ejecutiva de la nueva empresa. El ingeniero de 74 años –quien durante las últimas dos décadas había sido director general de Peñoles– aceptó con una condición: se llevaría consigo a su equipo directivo. Fue así que al directorio de Fresnillo se integraron, junto a Lomelín, Mario Arreguín, como director de Finanzas, Manuel Luévanos, como director de Operaciones y David Giles, en el cargo de director de Exploración.

El buen desempeño de Fresnillo, tanto operativo como bursátil, se explica no sólo por la recuperación en los precios internacionales de los metales preciosos. La compañía opera con bajos costos frente a los de sus competidoras en el mercado mundial.

Según Pablo Abraham Peregrina, analista del sector minero de BBVA-Bancomer, Fresnillo logra obtener costos muy bajos, gracias a que se dedica sólo a la extracción; los costos de refinación y concentración (los más onerosos del proceso minero) los asume ‘la empresa madre’, Peñoles.

“Eso es algo que no tienen otros productores; le da a Fresnillo una enorme ventaja competitiva y es lo que ha hecho ahora que su acción se aprecie cuando las demás no logran recuperarse del todo”, explica el analista.

La empresa tiene una obsesión por los bajos costos y ello es parte de la filosofía operativa de Lomelín. “Desde que nos levantamos en la mañana, hasta que nos acostamos en la noche, estamos viendo cómo reducir costos”, dice el ejecutivo.

Los analistas destacan también que los activos de Fresnillo son de clase mundial. Todas sus minas están mecanizadas y son compatibles con el ambiente. Usan lo que se llama tecnología limpia: su equipo eléctrico tiene el menor consumo por tonelada producida. Todo forma parte de la estrategia de reducción de costos implantada por el director.

“Tenemos claro que no podemos controlar los precios, aunque sí podemos controlar nuestros costos”, resume Jaime Lomelín.

La combinación de bajos costos y mejores precios de los metales preciosos produjo una dinámica de crecimiento que se refleja en los resultados del primer trimestre de Fresnillo.

La crisis financiera es también una crisis de confianza y los inversionistas –desconfiados de las bolsas y del vapuleado mercado inmobiliario– hoy buscan refugio en el oro y la plata, lo cual favorece las cotizaciones.recuperacion-acelerada.gif

La plata cotiza a 14.50 dólares la onza y el oro a 950 dólares.

“Eso empuja las acciones de las mineras en forma considerable”, explica Miguel Pérez Santalla, analista de la firma Heraeus Precious Metals Management en Nueva York.

“Cuando la plata está por arriba de los 8 dólares, es bueno para las mineras. Ahora la tenemos a más de 14 dólares y estamos hablando del primer productor de plata a nivel mundial”, dice Pérez Santalla, en alusión a Fresnillo.

A lo largo de su trayectoria en las empresas de Baillères, Lomelín ha mostrado disciplina institucional y una visión integral del negocio. Ahora, en Fresnillo, no pierde de vista el futuro, por ello tiene un equipo de científicos dedicado a la exploración. “En nuestro negocio, el que no explora muere pronto”, sostiene.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Fresnillo también busca adquirir el control total (80%) de la minera canadiense MAG Silver, por la que ofreció 179 millones de dólares. Está a la espera de avalúo para hacer una nueva oferta

A la minera mexicana parece augurarle un futuro interesante bajo la batuta de Lomelín.

Ahora ve
Políticos y líderes empresariales que forman parte de la comunidad LGBT
No te pierdas
ç
×