Tanta seguridad resulta contraproducente

Concentrarse en inversiones de corto plazo como refugio puede hacerte perder oportunidades y dinero; en 2009, el panorama de altibajos del mercado empieza a cambiar, por lo que el refugio no es...
Cuida inversiones  (Foto: Fotoarte por César Saavedra)
Alejandra Macías

Los refugios seguros, como pagarés, inversiones bancarias a plazos o sociedades de deuda de corto plazo, han tenido un fuerte crecimiento desde que en 2008 se agudizó la crisis. Hasta marzo de 2009 los depósitos a plazo fijo habían aumentado 20% con respecto a un año antes, según cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Los inversionistas buscan, con razón, protegerse de los altibajos de los mercados financieros. Pero este año, el panorama empieza a cambiar. Las tasas van a la baja, y es probable encontrar algunas inversiones que comiencen a crecer. La seguridad podría estar costando cara.

En junio de 2008, la tasa de interés de referencia era de más de 8% anual. Los cetes a 175 días pagaban 8.09%. Pero en junio de 2009 pagaban 5.22%, por debajo de la inflación. Hacia fin de año, la tasa de referencia podría estar entre 4.5 y 4.7%, comenta Martín Muriel, subdirector de Fondos de Inversión de Banamex.

Para los inversionistas a corto plazo, cada renovación significará encontrarse con la sorpresa de que la nueva tasa garantizada que recibirán será menor, explica Gerardo Aparicio, investigador de la Universidad Panamericana.

Estos financieros concuerdan en que el único antídoto contra la caída en las tasas es invertir a largo plazo. Alguien que invierte a 180 días podría ‘amarrar’ una tasa mayor que quien lo hizo a 28. Aparicio calcula que las tasas seguirán bajando hasta el tercer trimestre del año.

En fondos de inversión es posible conseguir papeles de más largo plazo que los pagarés, con rendimientos que pueden ser de 3 o 4 puntos más que la tasa de interés interbancaria de equilibrio, precisa Rafael García Treviño, subdirector de Desarrollo e Innovación de Productos de Asset Management de BBVA-Bancomer.

¡La inflación se las come!

Las tasas de las inversiones de corto plazo “han estado muy pegadas a la inflación, para ganarle hay que buscar plazos más largos o instrumentos de más riesgo”, cuenta Muriel.

Al invertir se busca que el dinero que se tiene hoy sirva para comprar lo mismo o más en un año, por eso es importante tener tasas mayores a la inflación, explica Joel Virgen, analista de Banamex.

“Si estuvieras invirtiendo en cetes que ofrecen tasas de 5.08%, con la inflación actual, que es 6.17%, te estaría pagando negativo”, precisa Aparicio. Si se trata de un instrumento bancario hay que restarle una comisión de 0.8%. Algunas instituciones ofrecen pagarés con rendimientos ligeramente más altos que los cetes. Por ejemplo, Banco Autofin tiene pagarés a 28 días con un rendimiento de 5.35%, con un mínimo de 1,000 pesos (de acuerdo con lo anunciado en junio). En Banco Azteca se puede encontrar un pagaré a 364 días con 8.5% de rendimiento.

Perderse las gangas

Si se deja toda la inversión en instrumentos de corto plazo se pueden perder oportunidades. “Los mercados son cíclicos”, recuerda García Treviño, quien dice que las noticias de la recuperación de Estados Unidos comienzan a revertir la tendencia negativa en los precios de las acciones.

Para García, 2009 es muy buen año para empezar una carrera patrimonial: “Los mercados aún están golpeados, es una buena oportunidad de diversificarse”. Los mercados emergentes han tenido una rápida recuperación.

Cuenta que Asset Management de BBVA-Bancomer tiene un fondo de países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) que en 2008 cayó 45%, pero en el año ha recuperado 43%.

Martín Muriel explica que un gran riesgo en las crisis es esperar mucho para darse cuenta de que hay oportunidades. Para los que aún tienen algo de nerviosismo recomienda invertir, poco a poco, en instrumentos de más largo plazo, para evitar el riesgo de comprar demasiado en un mal momento.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Según Muriel, ‘promediar’ es una buena estrategia para quien quiere seguridad y mejores rendimientos. “Si tengo 100,000 pesos y compro todo hoy, puede haber una caída y no me conviene, pero puedo mejor mover 5,000 por semana”.

Como destaca Muriel, estar en una sola inversión, así sea un pagaré muy seguro, implica que el ahorrador no reparte el riesgo.

Ahora ve
Donald Trump no quiere que haya personas pobres ocupando puestos económicos
No te pierdas
ç
×