Regresa el trueque por la crisis en EU

En la recesión, el intercambio entre negocios y personas a través de la web crece en Estados Unidos; ninguna transacción involucra un pago y se pueden cambiar desde bienes hasta trabajo y vacaciones.
trueque  (Foto: Cortesía SXC)

La noche del lunes 11 de mayo, un abogado sin empleo de San Francisco, California, intercambia su asesoría por una endodoncia; y una vidente de Wichita, Kansas, busca a un carpintero que realice arreglos a su estudio ofreciéndole a cambio hacerle su carta astral. Alguien más ofrece una casa en Polanco con Land Rover, cocinera kosher y mucama, por algo de las mismas características en Tel Aviv.

Ninguna de estas transacciones involucrará un pago. Los intercambios se acordarán a través de una computadora echando mano del trueque, que hoy, con internet y la necesidad, regresa con fuerza. Portales como CraigsList.com, Itex.com, BarterQuest.com y U-Exchange.com han registrado un crecimiento exponencial a partir de la profundización de la crisis en Estados Unidos. Usuarios de todas las edades y estratos sociales participan. “La crisis ha motivado a la gente a hacer algo que le es natural. Es volver a la cueva, donde la forma más temprana de comercio era el trueque”, explica Michael Satz, director general de BarterQuest, un sitio de trueque gratuito, que opera desde 2006. La red de comunidades CraigsList dice que el número de transacciones de trueque creció 100% en el último año.

En estos sitios, las personas pueden intercambiar todo lo imaginable: decoración de interiores por trabajos de imprenta, servicios de plomería por aparatos de sonido. Un masaje por boletos para el teatro en Broadway, un scooter por un Xbox o guitarras acústicas por cámaras digitales. Los trueques más populares son para vacacionar: casa en Los Ángeles por departamento en Nueva York o millas en aerolíneas domésticas a cambio de vuelos internacionales.

Este año, BarterQuest está recibiendo 30,000 visitantes mensuales, en promedio, 113% más que en diciembre de 2008. Por ahora, el servicio es gratuito, pero tiene previsto cobrar por ciertos servicios o vender licencias de uso para su plataforma, y vender publicidad.

“La desaceleración económica ha tocado cada esquina de la Tierra”, dice John Moore, fundador de U-Exchange. El sitio creció 78% de 2008 a 2009, y tiene 60,232 miembros. Moore contempla ahora convertirlo en negocio.

Las empresas también son usuarias. Itex.com, un sitio un poco más sofisticado, hace negocio de organizar el trueque de servicios, inventarios y productos entre pyme. Tiene una moneda virtual (el ‘Itex dollar’), que los miembros acumulan con el valor de los bienes y servicios que ponen sobre la mesa. El sitio cobra 6% de comisión por compraventa y una cuota mensual de 20 dólares al usuario.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Cuando los hoteles tienen cuartos vacíos y no hay ruido en las oficinas de los dentistas (…), los negocios tienden a buscar métodos alternativos para remplazar el efectivo que no está entrando por la puerta. Cuando los costos fijos son altos, y continúan a pesar de que los clientes disminuyen, el trueque aumenta”, dice Alan Zimmelman, vocero de la compañía. Itex.com tuvo en marzo 74,108 visitas de internautas de 140 países. Ahora, Itex está abriendo franquicias. El sitio desarrolla una plataforma de trueque en español que ya abrió inicialmente en Panamá en mayo, y planea expandirse a Centro y Sudamérica. Vende la franquicia en 20,000 dólares.

Aunque la mayoría de los usuarios de estos servicios son de EU y adolescentes o mayores de 50 años, hay un intercambio chic con un toque internacional y existen varias ofertas en la mesa también de mexicanos. Ya cambian pantalones marca Stella McCartney por bolsas Prada, un modelo de yate por otro, departamentos en Los Cabos y Playa del Carmen por estancias en Turquía.

Ahora ve
La Selección Mexicana enfrenta su prueba de fuego ante Alemania
No te pierdas
ç
×