Los Tigres del Norte enseñan en Stanford

La banda mexicana expuso en EU los secretos que los han llevado a ser ‘los jefes’ de los negocios; se estima que sus ventas se duplicarán este año y su estrategia es prescindir de terceros.
Los Tigres del Norte  (Foto: Stuart Brinin)
Jennifer Coronel

El 20 de mayo, el escenario para Los Tigres del Norte no fue un multitudinario salón de baile sino un auditorio de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos. Ahí, por más de una hora la banda dictó una cátedra que terminó en un improvisado concierto. Ante 350 alumnos de la Escuela de Negocios expusieron algunos de sus secretos y armas que los han convertido en ‘los jefes de jefes’ de los negocios.

Cinco años antes, Expansión calculó que las ventas de la empresa Los Tigres del Norte Inc (que incluyen presentaciones, venta de discos, derechos de autor y comercialización) eran de 150 millones de dólares (MDD). Este año, según dijeron en la sesión, se duplicaron a 300 MDD.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“No todo el dinero es nuestro, sino de la empresa disquera y de los empresarios involucrados en la industria de los conciertos, pero podemos hablar de esto detrás del escenario”, dijo bromeando el intérprete de ‘La puerta negra’, Hernán Hernández. A su vez, Jorge Hernández, el ‘jefe’ de la banda, explicó que la empresa está involucrada en salones de baile en EU, estaciones de radio, publicidad y tecnología. Aunque no hay detalles financieros de cada negocio de esta singular compañía, se sabe que en los últimos años su estrategia ha descansado en integrarla verticalmente para prescindir de terceros. “Ellos ganan de todos lados, rentan los locales donde se presentan, poseen su equipo para los shows, venden la cerveza y los souvenirs que ahí se consumen”, comenta Antonio Fritz y Zozaya, de Rebollar & Fritz Consultores, firma especializada en la industria del entretenimiento. Otras bandas gruperas, como K-Paz de la Sierra, también han optado por no depender de la subcontratación.

Y qué decir del escenario: éste lo han convertido también en un laboratorio para definir estrategias de mercadotecnia. “Ahí tenemos nuestra oficina”, destacó Jorge Hernández. Ahí hacen sondeos sobre el tipo de canciones y hasta cómo interpretarlas con los modismos propios de los migrantes. La banda ha calado hasta la médula de sus fans haciéndoles sentir que ellos son ‘bien pueblo’. Hoy, la población hispana tiene un poder adquisitivo de 600 MDD anuales, un mercado que lo ha rentabilizado muy bien la banda originaria de Sinaloa.

Ahora ve
Trump vuelve a defenderse por disturbios en Charlottesville atacando a la prensa
No te pierdas
×