México, de nuevo el mayor cliente del BM

El país vuelve a ser el consentido del Banco Mundial con créditos por 6,900 millones de dólares; son préstamos al gobierno para Oportunidades, transporte e hipotecas, dice su director para México.
Axel von Trotsenburg  (Foto: Alfredo Pelcastre/Monda Photo)
Ulises Hernández y Bárbara Anderson

Los buenos años habían hecho que México pudiera hacerse de financiamiento en mercados de capitales. Pero la crisis económica y la influenza le hicieron volver a tocar la puerta del Banco Mundial (BM). Ahora es su mayor cliente, con créditos por 6,900 millones de dólares (aunque en los años 90 llegó a 14,000 MDD).

El director de la oficina del BM para México, Axel von Trotsenburg, habla de las líneas de crédito, el combate a la pobreza y los desafíos que tiene México. “Lo más importante es pensar cómo (hacer para que) esta crisis no afecte tanto a los grupos más vulnerables y empeore más el desmpleo”, dice.

Platíquenos de los programas del Banco en México.
Hubo un cambio radical con el comienzo de la crisis. En los últimos años, México, gracias a su política macroeconómica, ha tenido éxito en acceder a los mercados de capitales, y por lo tanto, la importancia del financiamiento del Banco Mundial fue menor.

Pero con la crisis, la demanda aumentó mucho. Desde finales de septiembre del año pasado hasta ahora hemos otorgado alrededor de 3,400 MDD en nuevos préstamos y nosotros estamos programando otros 3,500 MDD para este 2009. Y vamos a seguir con un programa también fuerte el año que viene.

Es tarea de un organismo multilateral acompañar a los países en una situación difícil, y tenemos capacidad para acompañar efectivamente en muchas áreas. En el sector social, en infraestructura, pero también con la visión de largo plazo. Combinamos infraestructura, por ejemplo, con el tema de cambio climático.

¿Son líneas de crédito o son garantías?, ¿cómo se aplican?
Son préstamos directos al gobierno, sea un financiamiento para el programa Oportunidades, o una operación para apoyar al sector Salud para mejorar el sistema frente a la influenza humana.

Uno de ellos es para la Sociedad Hipotecaria Federal, ¿es para vivienda?
La Sociedad Hipotecaria ha tratado de ampliar el acceso a financiamiento para vivienda, a familias con ingresos más bajos y estamos acompañándola en ese esfuerzo. Yo creo que ésas son cosas donde se puede mirar cómo el sector financiero puede ser ampliado para el beneficio de todos los mexicanos, porque en este momento la banca puede servir solamente a 35% de la población mexicana. (…) No es para las sofoles. Nosotros lo otorgamos directamente a Sociedad Hipotecaria Federal.

¿Cómo se aplica el financiamiento que está otorgando al programa Oportunidades?
Pensamos que Oportunidades es uno de los programas más fuertes en el mundo y durante una crisis, ciertamente, lo financiamos con gusto.

Nosotros financiamos generalmente el programa y estamos también acompañando al país en la evaluación del efecto del programa sobre la pobreza y cómo se pueden mitigar los efectos de la crisis a los grupos vulnerables.

Con respecto al tema del medio ambiente, en este momento estamos tratando de financiar transporte urbano (Metrobús), con el cambio climático o un poco más adelante la sustitución de lámparas, lo que puede reducir emisiones de dióxido de carbono.

Lo que se ganó en el sexenio de Vicente Fox, en cuanto a reducción de la pobreza, ¿está en riesgo de perderse en esta crisis, más severa que la de 1995?
Ése es el gran tema. Yo creo que hay que evaluar cómo va a ser el efecto con las proyecciones para este año. La gran diferencia es que hoy en día hay dos factores que pueden mitigar el impacto. Uno es Oportunidades. El segundo son las remesas, que no son tan elevadas como a mediados de los 90, pero que tal vez andan en los 2,000 MDD por mes.

La línea de crédito para salud se logró en un tiempo récord para los países miembros del Banco Mundial… ¿no fue así?
Durante la crisis hay que reaccionar rápidamente y también con préstamos que realmente puedan hacer una diferencia. Es una lección que aprendí cuando manejaba el programa del Banco en el Cono Sur en la crisis de Argentina y Uruguay. Segundo, gracias a una muy buena coordinación y cooperación con el gobierno mexicano pudimos hacer un trabajo muy estrecho y rápido. Nosotros tenemos muchos conocimientos en muchos sectores y eso ayuda también en la preparación.

Un ejemplo fue con la influenza humana. En abril logramos reasignar recursos a México en 72 horas. Fueron 25 MDD y ahora habrá una operación de 480 MDD más que va a seguir en el sector salud. Así también el programa de Oportunidades fue preparado dentro de un periodo de cuatro meses, y el monto fue de 1,500 MDD. En este momento, México es el beneficiado más grande del banco desde la crisis.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, dice que en las crisis, los bancos de desarrollo y multinacionales se convierten en los más sexys del planeta…
Ciertamente tienes que ir con los tiempos. El BID y el Banco Mundial son socios de largo plazo. (…) Además, durante la crisis hay una desproporción mayor entre los más desfavorecidos y los menos. Uno tiene que protegerlos lo más posible.

Axel von Trotsenburg está por dejar México. Tendrá una nueva tarea en Washington como vicepresidente del BM para el financiamiento de los países pobres, con una bolsa de 40,000 MDD.

Ahora ve
Este autobús recorrió dos cuadras en Brooklyn... sin conductor
No te pierdas
ç
×