Falta de Harp destapa fallas en empresas

La muerte repentina de Alfredo Harp Calderoni evidenció que pocas firmas tienen planes de sucesión; cuando alguien asume el rol de consejero debe considerar quién será su suplente ante eventualidades.
Alfredo Harp Calderoni  (Foto: Duilio Rodríguez)
José Manuel Martínez

El fallecimiento inesperado de Alfredo Harp Calderoni (39 años), accionista y consejero de ocho compañías listadas en Bolsa y de otras seis firmas privadas, no sólo dejó un legado en los negocios, sino que recordó la necesidad de desarrollar planes efectivos de sucesión en casos de muerte o renuncia repentinas.

Cuando alguien asume el rol de consejero debe considerar quién será su suplente ante cualquier eventualidad. "Es un tema de mejores prácticas porque la ausencia puede afectar mucho a la empresa", comenta Daniel Aguiñaga, socio de la consultora Deloitte. Esas mejores prácticas indican que debe haber un suplente por cada consejero propietario, el cual debe estar al tanto de todos los temas acordados en las juntas del consejo de administración.

Sin embargo, pocas compañías en México -las más grandes- cuentan con manuales de sucesión, o están dispuestas a revelar el estado de salud de sus consejeros o principales directivos. Por ejemplo, Carlos Slim eligió a su hijo Carlos Slim Domit como su sucesor en Grupo Carso. O recientemente, Dionisio Garza Medina, presidente y director general de Alfa, hará efectiva su renuncia en marzo de 2010, tiempo suficiente para encontrar el relevo.

En el caso de la fábrica de pisos y azulejos Interceramic (una empresa de baja bursatilidad donde Harp Calderoni era vicepresidente del consejo), se determinó que su puesto quedará vacante, por lo menos hasta febrero de 2010 cuando se celebre la Asamblea Anual de Accionistas. Ahí se decidirá si algún miembro de la familia Harp Helú asumirá el puesto.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Esto podría parecer extraño si se considera que Harp Calderoni -cuya familia posee 40% de la compañía- tenía un peso relevante. "Voy a todos los consejos, controlo todo... hasta la nómina", dijo a Expansión el año pasado el propio Harp Calderoni. Víctor Almeida, director general de Interceramic, confirma el rol estratégico que jugaba. Por ejemplo, él ayudó a reestructurar la operación de la compañía en EU, que consistió en reducir de 31 a 26 tiendas y en bajar 25% sus gastos. "Fue la mejor decisión tomada para enfrentar la crisis en EU", dice Almeida.

El hijo del empresario y filántropo Alfredo Harp Helú buscaba la expansión de los negocios en que participaba. En Grupo Martí seguirán su consejo de mantener el crecimiento del modelo de tiendas Entrenna y Executive tanto en el DF como en provincia.

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×