Prohíben a bancos comisiones ‘tramposas’

A partir de hoy deben dejar de cobrar 9 de sus 190 tarifas, consideradas inapropiadas por Banxico; perderán sólo 1% de sus ganancias, pues siguen vigentes las cobradas por tarjetas y uso de cajeros.
Bancos  (Foto: Grace Navarro)
Verónica García de León

El de Armando fue uno de esos casos irónicos de la vida en el que, además de haber sido robado, pagó por ello. En un asalto perdió reloj, celular, zapatos y cartera. Los maleantes, además, gastaron 6,000 pesos de su tarjeta de débito en un almacén.

En el proceso de recuperar lo perdido tuvo que pagar 100 pesos para reponer su tarjeta de plástico, aunque su cuenta estuvo casi en ceros más de un mes. Ahora le reclama a su banco el cobro de 200 pesos por tener en su cuenta un saldo inferior al mínimo y 850 pesos por un cheque rebotado que el portador intentó cobrar la fatídica mañana del asalto.

Aunque las causas fueron ajenas a él, los cargos que Armando ahora se niega a pagar están estipulados dentro del contrato que ampara su cuenta bajo el rubro de “comisiones”, es decir, cargos por utilizar los servicios bancarios o para penalizar malas prácticas.

A partir del 21 de agosto, algunas de estas tarifas no tendrán aplicación. El Banco de México (Banxico) identificó que no todas las comisiones que cobran las entidades financieras tienen razón de ser y que hay prácticas inapropiadas en este tema. En julio pasado emitió la circular para restringir el cobro de nueve comisiones que no cumplían ciertos parámetros. “Algunas de éstas inhiben la competencia, son poco transparentes, o se refieren a servicios que no se prestan”, dice José Gerardo Quijano, director general de Análisis del Sistema Financiero de Banxico.

Por ejemplo, cobrar comisiones por cancelar cuentas de depósito, tarjetas de crédito, por la domiciliación del pago de bienes y servicios o la banca por internet puede limitar la competencia. “Se busca que el cliente cambie de institución de crédito fácilmente”, señala Quijano. Cobrar una comisión a un cliente que depositó un cheque sin fondo, es un cargo excesivo cuando éste no ha tenido la culpa de la devolución.

Especialistas financieros coinciden en que la circular pone en evidencia a la banca. “Los bancos cobraban indebidamente aprovechando la falta de información”, señala Arturo Chacón, investigador del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO). Lo que sorprende, subraya, es que los abusos no hayan sido detectados y corregidos antes por otros organismos reguladores del sistema.

Según un análisis de la firma de consultoría Aregional.com todos los bancos juntos dejarán de ingresar a sus arcas por esas nueve comisiones alrededor de 3,127 millones pesos (MDP), una gran cantidad de recursos desde el punto de vista del usuario pero no tan representativa para la banca cuyos ingresos totales sumaron al cierre de 2008 312,700 millones de pesos. Es decir, la medida de Banxico significará apenas un rasguño de 1%, según el cálculo de esta consultora.

¿Estas nueve comisiones son las únicas que cumplen con los parámetros de las autoridades? La pregunta no es ociosa cuando existen alrededor de 190 comisiones que aplican bancos y otras instituciones de crédito en México.

Las comisiones que se verán más afectadas, dice Eugenio Gómez, director de Macroeconomía de Aregional.com, están dentro de las categorías apertura y manejo de cuenta, banca electrónica y transferencia de fondos, de las cuales dependen más los ingresos de los bancos medianos y pequeños.

No tocaron las comisiones que cobran a través de las tarjetas de crédito, que incluyen cuotas anuales, y las que pagan los comercios que reciben las tarjetas. Estas comisiones representan hasta 43% de los ingresos de las grandes instituciones bancarias.

Banxico tampoco eliminó el cobro de comisiones por el retiro de efectivo y consultas de saldo a través de cajeros automáticos de otros bancos, no obstante que éstas fueron motivo de observaciones de Banxico a instituciones como HSBC, Banorte y Scotiabank, debido al elevado costo que cobraban en algunas de sus tarjetas en estas operaciones.

“Mantener la red de medios de pagos es muy costoso para los bancos, eso puede explicar por qué Banxico no se metió a esas comisiones”, señala Gustavo del Ángel, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

En contadas ocasiones, la Condusef ha recomendado no retirar dinero del cajero utilizando la tarjeta de crédito, por el gran costo que implica y también limitar el uso de este tipo de tarjeta por el elevado incremento del Costo Anual Total (CAT), que incluye la comisión anual y la tasa de interés. Uno de los aumentos más notorios fue el de la tarjeta de crédito Santander que de un año a otro incrementó su CAT de 58.6 a 100%.

Comisiones bajo la lupa

negocio-redondo.jpg

No es la primera vez que el tema de las comisiones salta a la palestra. Pero sí es la primera en la que interviene de forma explícita el banco central, prohibiendo el cobro de algunas de ellas. La crisis económica y una morosidad creciente llamó nuevamente la atención sobre los altos niveles de las tasas de interés y de las comisiones cobradas por los bancos a sus clientes.

Los cuestionamientos a la banca mexicana como un sistema caro no sólo vienen del público. En otros momentos han criticado al sector funcionarios como Guillermo Ortiz, gobernador de Banxico, o empresarios como Carlos Slim, presidente de Grupo Carso. Su principal crítica es a las altas tasas de interés y los amplios márgenes financieros que tiene la banca dominada por firmas extranjeras.

La tasa de interés promedio que se aplica a las tarjetas de crédito subió 10 puntos porcentuales entre enero de 2008 y el mismo mes de 2009. Durante ese mismo lapso, la tasa de interés interbancaria de equilibrio, o TIIE, bajó casi a la mitad.

Después de las tasas de interés, la segunda fuente de ingresos de los bancos son sus comisiones. El cobro de éstas les representó 20% de sus ingresos en 2008. La relevancia del tema propició diversas iniciativas en el Congreso. Una de ellas contemplaba incluso el establecimiento explícito de topes máximos a las tasas de interés y comisiones.

Esa iniciativa quedó anclada en la Cámara de Diputados. Pero en abril de este año, el Congreso aprobó otras modificaciones al marco regulatorio que incluían límites a ciertas comisiones como el intento de sobregiro en cuentas de débito y de crédito.

“Enunciamos una serie de comisiones que debían ser prohibidas pero no son las únicas. El Banco de México puede prohibir otras”, refiere José Isabel Trejo, presidente de la Comisión de Hacienda del Senado.

Desde el año pasado Banxico se involucró con el tema. Por ley, los bancos tuvieron que registrar sus comisiones ante el instituto central que empezó a identificar y hacer observaciones a los bancos sobre prácticas que no consideraba sanas. “Estas comisiones (las nueve que recién eliminó) fueron observadas en su momento y producto de eso actualmente algunos bancos ya no las cobran”, explica Quijano. Éste es el caso de BBVA-Bancomer, que ya había eliminado seis de los nueve cobros. Ahora, al quitar las tres comisiones restantes, representará una sangría de 2% de sus ingresos por comisiones, señala Eduardo Ávila, director general de Finanzas de dicho banco.

Algunos excesos, como cobrar dos comisiones por el mismo servicio (por manejo de cuenta y por no mantener el saldo mínimo), suceden porque aún hay un problema de concentración de los activos bancarios. “Tienen que ser limitados pues si los dejan, los bancos harán lo que les convenga y no lo mejor para sus usuarios”, dice Eugenio Gómez, director de Macroeconomía de Aregional.com. Poco más de la mitad del mercado de tarjetas de crédito aún está en manos de dos empresas: BBVA-Bancomer y Banamex.

Además, la estructura complicada de las comisiones dificulta al consumidor identificar cuánto le cobran y si esto es adecuado o no. “La multiplicidad de productos y servicios bancarios, las diferentes características de cada uno y la diversidad de mecanismos de cobro dificulta la comparación”, señala Banxico en un reporte sobre el sistema financiero. Existen en el mercado más de 140 tarjetas de crédito, sin contar las de débito y cada una puede tener entre 10 y 20 comisiones distintas.

¿Qué sigue?
Las restricciones que publicó el Banco de México a las comisiones apenas impactarán en los ingresos de los bancos. De ahí que su intención no es limitar los ingresos de los bancos ni limitar comisiones por el monto que se cobra de ellas. “Para el banco no importa si las comisiones son altas, si el usuario las tiene claras”, dice Eugenio Gómez.

grandes-diferencias.jpg

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hay quienes opinan que limitar las comisiones o bien poner topes a las tasas de interés es una medida insuficiente e inadecuada para disciplinar sus precios. “Hay que darles a otros (instituciones, bancos) acceso al sistema de pagos, para que puedan manejar también tarjetas de crédito y que se peleen por los usuarios”, indica la Comisión Federal de Competencia. Además, propone abrir el acceso al Buró de Crédito a un mayor número de empresas para tener más información sobre los usuarios del crédito.

Todos coinciden en que la revisión que ha iniciado el Banco de México debe ser permanente. Para este organismo no es desconocido que los bancos aplican subsidios cruzados entre servicios y clientes. La gratuidad por la emisión de cierto número de cheques o por retirar efectivo en cajeros propios, la compensan con las ganancias en otras actividades. “Será un trabajo de monitorear el sistema financiero para que no aparezcan los mismos cobros con otros nombres o comisiones más altas para compensar las pérdidas”, señala Gómez, de Aregional.com. Y efectivamente Banxico será un centinela escrupuloso. “Seguiremos vigilando si otras comisiones se apartan de las sanas prácticas”, advierte José Gerardo Quijano, de Banxico. Así que no descarta que en los próximos meses anuncien un nuevo ajuste a los cobros.

Ahora ve
¿El nuevo TLCAN contemplará los trabajos agrícolas temporales en EU?
No te pierdas
×