SHCP apuesta a deuda… y más recaudación

El hueco presupuestal se completa con préstamos y ahorro, explica el subsecretario Alejandro Werner; el Gobierno busca fiscalizar mejor las obligaciones tributarias para aumentar sus ingresos en 2010.
Alejandro Werner  (Foto: Carlos Aranda/Mondaphoto)
Ulises Hernández y Gisela Vázquez

Poco después de que se anunciara el recorte por 85,000 millones de pesos (MDP) en el gasto de 2009, el subsecretario de Hacienda, Alejandro Werner, habló con Expansión sobre las perspectivas de las finanzas públicas y de la economía del país.

Según Werner, por ahora, la estrategia es completar el ingreso faltante con préstamos de los organismos internacionales y ahorros de años anteriores. Después habrá que dejar claro ante los mercados financieros que el gobierno puede incrementar sus ingresos. Para ello, sería necesario un mayor esfuerzo de recaudación de impuestos.

¿Los recortes no contravienen el plan anticrisis?
Para nada. Habría sido mejor tener la capacidad financiera y fiscal para gastar según lo presupuestado. Aun con este ajuste el gasto de 2009 sigue siendo el más alto de la historia. Habría sido mejor que la economía creciera más, que tuviéramos más ingresos ante la coyuntura que estamos registrando. Hace muchos años, la reacción ante fenómenos parecidos tenía efectos contraccionistas importantes. Porque la inestabilidad financiera llevaba a que se tuviera que recortar muchísimo el gasto. En este año esto no está ocurriendo, porque de un faltante de ingresos de 480,000 MDP sólo se recortó gasto de 85,000 MDP. Casi 400,000 MDP los podemos financiar con ingresos no recurrentes, con ahorros del pasado y con las coberturas.

¿Cómo ven las perspectivas de las calificadoras (que ponen la calificación de México en revisión)?
Reflejan la preocupación de los mercados sobre el impacto en las finanzas públicas que pueden tener la caída de la economía y de los precios del petróleo. Pero hay dos elementos importantes para generar confianza: primero, que el sistema político mexicano ha sido fiscalmente responsable los últimos 12 años y ha aprobado presupuestos con déficit pequeños.

En segundo lugar y más importante, estará la discusión del paquete económico para 2010. Habrá una situación complicada en las finanzas públicas por las mismas causas que dieron origen a los faltantes de ingreso en 2009 y habrá que financiar la diferencia entre ingreso y gasto.

El secretario Carstens ha delineado una estrategia de mediano plazo para atacar este problema que se sustenta en utilizar todos los márgenes que tenemos disponibles. Por un lado utilizar más deuda, pero también se tendrá que generar mayores ingresos que pueden venir por varias vías, un tema a tratar en las discusiones en el Congreso sobre el paquete económico.

¿Qué estrategia de endeudamiento le propondrán al Congreso (con mayoría priista, que no quiere más impuestos)? ¿Cómo recaudarán más?
La nota más distintiva de los últimos dos años en la política de endeudamiento es que regresamos con los organismos internacionales para limitar la presión sobre los mercados de financiamiento nacionales y externos, para que éstos también puedan apoyar proyectos de inversión del sector privado.

Es importante mantener este acceso a los mercados de financiamiento, pero también lo es ejercer un gasto público que contribuya a nuestra agenda de infraestructura, de combate a la pobreza y de seguridad pública. Por ello estamos diseñando esta estrategia de mediano plazo que le garantice a los mercados que los ingresos se incrementarán.

¿En dónde hay margen de maniobra?
Considerando lo que dejamos de recaudar por diferentes tratamientos particulares a algunos sectores o por facilidades fiscales, hay un espacio grande para fortalecer el sistema tributario. También es importante trabajar en mecanismos que faciliten el cumplimiento de las obligaciones fiscales de la población que faciliten la fiscalización del cumplimiento con estos compromisos.

Menor gasto y una reforma tributaria. ¿No es una combinación explosiva en tiempos de recesión?
Los niveles de gasto que se ejercerán en 2009, probablemente en 2010, serán de los más elevados en los últimos 10 o 15 años. Hay que reconocer que nuestra capacidad de gasto se verá mermada. Sería vender falsas ilusiones decir que se mantendrán los mismos niveles de gasto de 2008, porque los ingresos petroleros y no petroleros no están allí, y la posibilidad de que alguien nos preste tampoco va a estar allí.

¿Para Hacienda ya pasó lo peor, ya se tocó fondo?
Esa visión la comparten muchos analistas que siguen la economía nacional. Hay varios datos positivos en las últimas fechas. Hay que hacer una aclaración cuando uno dice estas cosas, porque todavía muchas de las familias y las empresas sentirán un ambiente tremendamente difícil. Muchas empresas han subsistido, utilizado su caja, han tenido resultados negativos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La acumulación de varios periodos en esta situación tan crítica no se revierte de la noche a la mañana. La economía va a estar creciendo y en la medida que se vayan acumulando estos crecimientos al cierre de este año, inicios del año entrante, las familias y empresas sentirán una situación un poquito menos restrictiva a la del primer semestre de este año. A partir del tercer trimestre vamos a ver crecimientos secuenciales y esto continuará en 2010.

Ahora ve
Varias personas son apuñaladas en Turku, Finlandia
No te pierdas
×