Sector salud prevé un escenario grave

El secretario José Ángel Córdova advierte sobre el retroceso en el gasto público que habrá en 2010; el Seguro Popular será el rubro más castigado y podría aumentar el desabasto de medicinas.
Jose Angel Cordova  (Foto: Agustín Garza)
Alma López

Pronto José Ángel Córdova Villalobos tendrá que cancelar o aplazar las consultas médicas que ofrece los fines de semana en su tierra natal, León, Guanajuato. El secretario de Salud y médico cirujano requerirá de todo su tiempo y atención para ejecutar la mejor cirugía posible, que le permita salvar las finanzas del sector que encabeza. En la primera quincena de septiembre entregará a la Secretaría de Hacienda su proyecto de presupuesto para 2010. Aún sin saber cuánto le autorizará la Cámara de Diputados, Córdova diagnostica un grave escenario para la salud pública del país para los siguientes tres años.

Cuatro serán los síntomas que la población del país experimentará: primero, el retroceso del gasto público en salud. Segundo, la desaceleración de la afiliación al Seguro Popular y la precarización de sus servicios. Tercero, el desabasto de medicinas aumentará, sobre todo aquéllas de patente, y cuarto, la poca capacidad financiera para actuar ante la presencia de cualquier otra epidemia infectocontagiosa como la vivida por la influenza AH1N1.

“Se requieren más recursos para salud, de lo contrario, el avance de los programas se desacelerará y esto provocará angustia, temor y preocupación social”, advierte en tono grave Córdova Villalobos.

La caída de los ingresos petroleros por una menor producción de crudo, la caída del precio internacional y la devaluación del peso son los factores que jugarán en contra del presupuesto de la Secretaría de Salud, que gasta 33% de sus recursos en la compra de medicamentos, sobre todo en los de patente.

Hay estimaciones que señalan que el presupuesto de 2010 tendrá un recorte de 213,000 millones de pesos (MDP). ¿Cuánto se le podría recortar a la Secretaría de Salud?
Es muy probable que no haya crecimiento (del presupuesto) con respecto al de este año, dada la contracción económica que vivimos. Y tal vez sería el menos malo de todos los escenarios.

Lo peor sería un recorte que, a pesar de los esfuerzos de austeridad y de recorte del gasto corriente, nos obligara a sacrificar algunos programas o detener la afiliación al Seguro Popular. Por el ritmo de crecimiento que se tenía hasta 2008 permitía prever que, a más tardar en 2011, se lograría la cobertura universal en salud. Pero eso sólo se hace con recursos.

¿Qué avance esperan hacia finales de 2010 en la cobertura del Seguro Popular?
Esperamos llegar a 10.5 millones de familias; la proyección era llegar casi a 11 millones. El mandato establecido en la ley es incorporar a 1.1 millones de familias cada año. Sólo se hace lo que se puede, y no se puede más si no hay el dinero suficiente para garantizar la operación del programa.

¿Qué evolución ha tenido el presupuesto de la Secretaría en este año?, ¿cuánto le han recortado?
Nos autorizaron 133,654.3 MDP. De ellos, 85,036 MDP están en el Ramo 12 (de salud), de los cuales 48,900 MDP son para el Seguro Popular y 48,617 MDP son transferencias directas que se hacen a través del Ramo 33 a los estados, y sirve para mantener el gasto de operación. Sin embargo, hasta ahora hemos tenido un recorte de 4,900 MDP. Lo que ha implicado reforzar las medidas de austeridad, desde la disminución del gasto corriente (honorarios, gasolina, luz, teléfono) y de gastos no prioritarios o que eventualmente pueden ser diferidos, como el de asesorías externas.

Hasta 2008 México había logrado aumentar el gasto en salud, ahora con la recesión, ¿cuáles serán los efectos en ese rubro y cómo quedaremos respecto de otros países?
Habíamos podido aumentarlo gracias al crecimiento de la inversión en salud. Antes de 2000 el gasto en salud equivalía a 5.3% del Producto Interno Bruto (PIB). Luego vino un crecimiento hasta llevarlo a 6.8%. Para este sexenio, lo ideal era llegar a 8%, pero la meta real es dejarlo en 7.1%. Al haber contracción del presupuesto y del gasto, los recursos del Seguro Popular y su inversión per cápita por familia caerá, con lo cual quedarán varias familias desprotegidas.

operacion-influenza.jpg

¿Cuál sería el presupuesto ideal que necesitaría la Secretaría de Salud para resolver los rezagos?
Habíamos previsto que el presupuesto del Seguro Popular, de donde viene el incremento en el gasto en salud, se mantendría al alza. Ya no será así. El plan era que en 2010 contara con una bolsa de 60,000 MDP. En 2011, de 70,000 MDP, y en 2012 tenía que llegar a 80,000 MDP. Este año apenas recibirá 48,900 MDP.

Ya no podemos aspirar al cumplimiento de las metas primordiales que se perseguían con el Seguro Popular y que eran disminución de mortalidad materna e infantil, aumento en la esperanza de vida y la disminución de la diabetes mellitus. Muchos de los problemas crónicos contra los que estamos luchando podrían tener un mayor repunte en el número de casos.

¿Cómo prevé que sean las negociaciones por el presupuesto para Salud?
Serán difíciles, porque el presupuesto de ingresos no puede crecer. El precio del petróleo y las reservas han bajado, entonces los recursos van a disminuir.

Esto se tiene que compensar de alguna manera y solamente se podría lograr con ingresos provenientes de la creación de nuevos impuestos. Si hay menos dinero, hay menos recursos para repartir e invertir en salud.

A más de un año de creada, la Comisión Negociadora de Precios de Medicamentos, ¿qué resultados tiene?
Conseguimos un ahorro mayor al planteado originalmente, logramos alrededor de 7,000 MDP contra los 5,000 MDP que se esperaban. Esto se logró por el tipo de cambio fijado en 10 pesos por dólar, por los descuentos que dieron las empresas farmacéuticas, que en promedio fue de 30%, además de ahorros logrados por una optimización del tipo de compra.

¿Cuánto gasta todo el sector salud en la compra de medicinas?
El gasto de la Secretaría, que incluye a las secretarías estatales, es de 15,000 MDP. Pero todo el sector público, incluyendo IMSS, ISSSTE, Sedena, Marina y Pemex, es de 45,000 MDP.

el-presidenciable.jpg

¿Cuál es la meta de ahorro para las compras de 2010?
Es difícil definir porque ahora, aun cuando las negociaciones se hagan en pesos, el tipo de cambio juega un papel relevante porque los medicamentos de patente en su mayoría son importados y a lo mejor en esta ocasión no habrá deslizamiento de la paridad. Por eso es difícil determinar el monto de los ahorros. Ahora se tendrán que lograr por los descuentos que den los propios laboratorios, con base en compras consolidadas y mayores volúmenes.

Después de la influenza ¿advierten algún otro riesgo epidemiológico que deba tener algún plan de contingencia?
Evidentemente, el dengue es una enfermedad que ha requerido un incremento en el gasto, porque hay más estados de la República que han registrado casos. Sin embargo, se ha logrado contener muy bien porque llevamos 20% menos casos que en otros años. Ahora siempre hay la amenaza de que aparezca cualquier riesgo de enfermedad infectocontagiosa nueva. No hemos tenido epidemias graves, pero persiste la de influenza H1N5 (gripe aviar).

Debemos integrar un fondo especial para ese tipo de contingencia y evitar que se desequilibren las finanzas públicas, así como las repercusiones en la actividad económica, contra cuyos efectos hay menos capacidad de respuesta inmediata. Hoy sólo tenemos el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, pero sería mejor contar con uno complementario.

Para actuar durante la contingencia tuvimos que echar mano del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, que forma parte de 8% del presupuesto del Seguro Popular. Aunque esos recursos están etiquetados, la atención de pacientes de cáncer de matriz, de mama y otros tipos de cáncer infantil, así como para el tratamiento de pacientes de VIH/Sida y cirugía de cataratas, se usaron 1,4000 MDP del remanente y se tienen previstos otros 350 millones de pesos para lo que resta del año.

De los tres años al frente de la Secretaría de Salud, ¿éste ha sido el más difícil?

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin duda, por el desafío que implicó enfrentar el inicio de una pandemia, la de influenza AH1N1. Es un problema que llegó para quedarse y contra el que debemos prepararnos para que no nos rebase.

Otro fue el recorte presupuestal que ya se veía venir, por todo el entorno económico exterior que vemos desde el año pasado, y que se vino a conjugar con la influenza AH1N1, lo cual deja a la Secretaría de Salud en una situación económica muy complicada. Finalmente se requieren más recursos para salud, de lo contrario el avance de los programas se desacelerará y esto provoca angustia, temor y preocupación social.

Ahora ve
“¡Me están torturando!”, grita el opositor Leopoldo López desde prisión
No te pierdas
ç
×