Denise Dresser pide distribuir el poder

La politóloga escribe a los nuevos legisladores, a quienes sugiere una agenda antimonopolios; insta a cambiar la relación entre Estado, mercado y sociedad a favor de un capitalismo competitivo.
Denise Dresser  (Foto: Archivo)
Denisse Dresser

Mis queridos legisladores:

Quisiera pedirles que en esta Legislatura se abocaran a convertir el crecimiento económico en su primera prioridad. Eso entrañaría entender que la mediocridad de México - 1.5% de crecimiento anual durante los últimos quince años - se debe a su estructura económica y las reglas del juego que la apuntalan. Una estructura demasiado top heavy o pesada en la punta de la pirámide; una estructura oligopolizada donde unos cuantos se dedican a la extracción de rentas; una estructura de complicidades y colusiones que el gobierno permite y de la cual también se beneficia.

El problema es que este modelo de Estado ausente o cómplice ha producido monoplios y duopolios y oligopolios que ya no pueden ser controlados. Ahora esas "criaturas del Estado" amenzan con acorralarlo. Y su ustedes no hacen algo para enfrentar esa situación, acabarán convirtiéndose - como sus predecesores - en empleados de los intereses atrincherados: los monopolistas abusivos y los sindicatos rapaces y las televisoras chantajistas y los empresarios privilegiados.

Si ustedes verdaderamente quieren que México crezca tendrán que tomar decisiones que desaten el dinamismo económico; que fortalezcan la capacidad regulatoria del Estado y contribuyan a construir mercados; que promuevan la competencia y gracias a ello, aumenten la competitividad. Y cómo lograrlo? Con una agenda antimonopolios que abarque el fortalecimiento de la Comisión Federal de Competencia y la creación de una tercera cadena de televisión abierta y la transformación de Pemex y el replanteamiento de la relación entre el Estado y los sectores corporativos y las candidaturas independientes y la sanción a quienes violen los términos de su concesión y la creación de mercados funcionales como ya se logró con las aerolíneas de bajo costo. O sea, medidas que desmantelen cuellos de botella en sectores clave como telecomunicaciones, transporte, servicios financieros, y energía.

La tarea que les toca tiene que ver con la inauguración de un nuevo tipo de relación entre el Estado, el mercado y la sociedad. Porque si ustedes no logran construir los cimientos del capitalismo democrático y competitivo, condenarán a México al sub-desempeño crónico. Lo condenarán a seguir siendo un terreno fértil para los movimientos populistas en contra de las instituciones; un país que cojea permanentemente de lado debido a las instituciones políticas que no logra remodelar, los monopolios públicos y privados que lo logra desmantelar, las estructuras corporativas que no logra democratizar. Será lo que Felipe Calderón llama "un país de ganadores" donde siempre ganan los mismos. A ustedes les corresponde asegurar que ése no sea el destino perpétuo de México.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Denise Dresser,

profesora del ITAM

Ahora ve
Wuilly Arteaga, el violinista de las protestas en Venezuela, fue liberado
No te pierdas
×