Ferrara descubre la pobreza y la combate

El empresario regiomontano arranca “En nuestras manos”, proyecto para erradicar la pobreza del país; su objetivo es dar a las personas herramientas de autosuficiencia y promover una bolsa de trabajo.
ferrara  (Foto: Selma Fernández)
Gisela Vázquez

Marco Ferrara (29 años), tataranieto del líder empresarial Vicente Ferrara Ferrigno (1857-1936, fundador de la emblemática Fundidora Monterrey), se topó con el tema de la pobreza a los 15 años cuando estudiaba en un colegio de Seattle (EU) y le pidieron exponer sobre algún problema crítico en su país. Descubrió que cerca de 50% de la población sufre algún tipo de pobreza. Ferrara recuerda que, hasta esa edad, su mundo era San Pedro Garza García, el municipio más rico de Nuevo León y del país. “Vivía en una burbuja de enormes mansiones y lujosos centros comerciales”, dice.

Pero ese dato detonó su inquietud y en los siguientes años, conforme estudiaba administración, empezó a cocinar un proyecto que atacara este problema a base de educación. Ferrara abandonó su carrera empresarial y desde hace cinco años se dedica de lleno a la Fundación Ferrara, que, a través de la causa ‘En nuestras manos’, busca la erradicación de la pobreza urbana en México mediante una estrategia de educar a las personas para hacerlas autosuficientes.

Uno de los ejes de trabajo es la creación de varios Centros de Atención Integral (CAI) en las zonas urbanas del país, empezando por Monterrey. Estos centros arroparán a personas que aunque cubren sus necesidades alimentarias, no pueden pagar gastos de educación, transporte, salud o vivienda. En el CAI, las personas recibirán capacitación en diferentes oficios, según sus aptitudes. El objetivo es que en el lapso de un año el individuo tenga las herramientas necesarias para emplearse en alguna compañía. La fundación se encargará también de promover una bolsa de trabajo. Los tipos de oficios que se enseñen en cada centro se determinarán de acuerdo con la demanda de mano de obra que requieran las empresas patrocinadoras que serán los posibles patrones. Los oficios que se den en Monterrey serán diferentes a los que se pudieran enseñar en un centro ubicado en Puebla o en Chiapas

Ferrara dice que como “los grandes son los que tienen la facilidad de hacer cosas grandes”, para obtener recursos tocó la puerta de José Antonio Fernández (FEMSA), Carlos Slim Domit (Carso) y Emilio Azcárraga (Televisa), entre otros.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A finales de este mes, Ferrara y su equipo de 70 voluntarios pondrán la piedra fundacional del que será el primer CAI en la colonia San Bernabé, una de las más pobres de Monterrey. Con una inversión de más de 60 millones de pesos, el centro iniciará sus actividades en junio de 2010 y atenderá a 1,200 hombres y mujeres de entre 18 y 35 años.

Profesionistas jubilados donarán su tiempo para enseñar los diferentes oficios. Cada estudiante tendrá un ‘padrino’ proveniente de las empresas patrocinadoras, que lo acompañará en todo el proceso, incluso, ayudándolo a encontrar trabajo.

Ahora ve
Las tropas estadounidenses se mantendrán en Afganistán, anuncia Trump
No te pierdas
×