Para ver el Mundial en alta definición

Conoce cuánto costará disfrutar del Mundial aunque no viajes a Sudáfrica; sólo necesitamos una pantalla, un sistema de cine en casa y un paquete de televisión de paga.
tele futbol  (Foto: Especial)
Leonardo Peralta

Entre el 11 de junio y el 11 de julio, el mundo vivirá en un balón. Por la diferencia horaria, la Copa Mundial de Futbol hará pasar momentos de emoción a la hora del desayuno, por lo que muchos juegos serán vistos en casa. ¿A qué precio?

Fabricantes de equipos de video y televisoras preparan su oferta. Así como los Juegos Olímpicos de 1968 impulsaron la televisión a color en el país, este mundial llevará la alta definición a las salas mexicanas. Para ello habrá dos fuentes principales de señal: empresas de televisión restringida y las televisoras locales.

En regiones como la capital, Guadalajara, Monterrey, Tijuana, el Bajío y la zona norte del país, Televisa y Televisión Azteca ya emiten señales de alta definición (HDTV) en canales especiales de televisión abierta y ya han hecho transmisiones de partidos de la liga mexicana en este formato. Aún no se ha dado a conocer si los partidos del mundial que trasmitan serán en HDTV.

En televisión restringida, Cablevisión (en la Ciudad de México) y Sky, en todo el país, poseen derechos de transmisión para todos los partidos, por lo que ya se preparan paquetes de programación. Sky abrió fuego desde noviembre con un paquete llamado Mundial Total, que por 899 pesos permitirá el acceso a canales especiales y a todos los partidos.

Los canales deportivos no se quedarán atrás. De acuerdo con Germán González, portavoz de la cadena ESPN en México, una parte de su equipo de comentaristas (entre ellos, José Ramón Fernández) viajará a Sudáfrica para cubrir el evento y aunque no podrán transmitir los partidos en vivo, estarán listos para comentar lo sucedido.

Quien quiera ver juegos de otros países, que prepare un desembolso de unos 900 pesos.

1031-grafico.jpg

Pantallas: mar de luces
La pantalla será la protagonista de los goles, las jugadas y una que otra expulsión. ¿Cómo evitar ahogarse en la diversidad de tamaños y características? El primer tema a considerar es la ubicación: los cines están diseñados para ocupar la tercera parte del campo visual del espectador y las nuevas pantallas tienden a ocupar una proporción semejante. Para mantener dicha proporción existe una fórmula sencilla: multiplicar por 1.5 el tamaño en pulgadas de la televisión para tener la distancia mínima y multiplicar por tres el mismo número para la distancia máxima, ambas en pulgadas (recuerde que una pulgada es igual a 2.54 centímetros, para después convertir a metros).

El otro tema complejo es el tipo de pantalla a elegir. Según Pablo Camarillo, especialista de la empresa de electrónica Ampliaudio, “uno de los elementos más importantes es la proporción de contraste, un número que establece la diferencia entre el nivel menos luminoso y el más luminoso de la pantalla. La regla de oro es que, a mayor proporción, la imagen será de mejor calidad”. Esta proporción no suele ser lo más publicitado, por lo que es importante preguntar o revisar este dato en la publicidad del producto. Una proporción de contraste mayor de 10,000 a uno determinará una pantalla con mejor imagen.

Habrá que decidir entre pantalla de plasma o LCD. Las de plasma sólo pueden fabricarse a partir de 50 pulgadas. Son más baratas que una de ese tamaño de LCD, pero no existen de menores dimensiones. Y otra desventaja: consumen 300 watts por hora, contra 170 de una de LCD, de manera que 10 horas de un maratón mundialista podrían equivaler a más de la mitad del consumo promedio de energía de un hogar en un día. Las pantallas de plasma tienden a salir del mercado y la novedad ahora son las de LED, por lo pronto más caras que las de LCD.

La televisión en alta definición puede requerir un gasto extra. Asegúrese de que el televisor tenga un sintonizador integrado de señal aérea para alta definición. Desde hace un par de años todos los televisores incluyen este dispositivo, pero en modelos de muy bajo costo es probable que no venga incluido.

Teatro en casa, ¿necesario?
Hay quien sostiene que la imagen no es nada sin un sonido apropiado, por lo que un sistema de teatro en casa es el complemento adecuado. Estos sistemas, cuyo costo puede rebasar los 10,000 pesos, requieren espacio para colocar múltiples bocinas, cableado y aumentan la complejidad de la instalación de todo el equipo.

José Luis García, director de la empresa de ingeniería en audio Liothrix DST, señala que, “un equipo de teatro en casa debe tener como mínimo capacidad para 5.1 canales (cinco bocinas y una especial para sonidos graves) y el dato que mejor retrata la potencia del equipo es la presión en decibeles (dB) que el equipo genera, más que los watts de potencia, que suele ser el dato más promovido por los vendedores”.

Es necesario que el teatro en casa tenga acceso al audio multicanal: las emisiones en HDTV por señal aérea incluyen sonido en 5.1, pero en el caso de señales restringidas, sólo será accesible con decodificadores especiales (que normalmente acompañan los planes de alta definición de las empresas de televisión restringida) que se conectan al equipo de teatro en casa.

Ahora ve
Opositor Antonio Ledezma escapa de arresto domiciliario y sale de Venezuela
No te pierdas
×