A las casas de apuestas les toca perder

Los nuevos impuestos para este giro de negocios serán un freno para su crecimiento; empresarios del ramo tomarán decisiones más conservadoras durante 2010.
ruleta-apuestas-sorteos-juegos-SXC.jpg  (Foto: Cortesía SXC)
Georgina Navarrete

Los estados financieros no dejan lugar a quejas: 2009 fue bueno para Codere México, que ya genera la tercera parte del flujo de efectivo del corporativo español (26.6 millones de dólares –MDD–). Pero en 2010 la historia podría ser otra: la nueva carga fiscal a juegos y sorteos desgastará al sector y exigirá que la empresa reoriente sus inversiones.

“Pagar 30% de tus ingresos, más todos los demás impuestos, más las participaciones a la Secretaría de Gobernación, hace complicado que muchos empresarios sostengan todas las unidades de negocio que hoy tienen abiertas, y no hablo sólo de pequeños empleadores”, explica Kim Pasha, director general de Codere en México.

Para los españoles desinvertir no es la opción, y menos cuando México significa entre 30 y 35% del resultado consolidado del grupo. Sin embargo,  Codere y sus socios –Grupo Caliente y CIE– andarán con pies de plomo: cerrarán algunos locales y estudiarán con calma cada uno de sus nuevos mercados en el país, para minimizar riesgos.

En opinión de Pasha, a nivel general el aumento de 50% al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a juegos y sorteos desincentivará la inversión y pondrá en riesgo muchos puestos de trabajo formal. “Algunos actores del sector dejarán de pagar impuestos. En vez de recaudar más, recaudará menos, porque algunos van a pasar al lado oscuro de la luna”.

El aumento al Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) no debería ser un problema, en tanto las autoridades hacendarias “cumplan con su obligación de cobrar a todos; así la industria formal continuaría creciendo”, señala Alfonso Pérez Lizaur, presidente de la Asociación de Permisionarios de Juegos y Sorteos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Tanto Lizaur como Pasha coinciden en que esta industria, que en 2008 generó 2,136 millones de dólares, requiere de un ambiente de mayor certidumbre y equidad para seguir creciendo, y ese escenario sólo llegará con la promulgación de una nueva Ley de juegos y sorteos –la actual data de 1947– y con la homogenización de las cargas fiscales en todo el territorio mexicano.

La industria del juego privado cerró 2009 con un crecimiento de alrededor de 20% e ingresos por 11,900 millones de pesos, a pesar de la influenza, la entrada en vigor de la Ley antitabaco y la depreciación del peso. Sin embargo, se espera una desaceleración para 2010, con un avance de 10%.

Ahora ve
El balotaje entre Piñera y Guillier en Chile es de pronóstico reservado
No te pierdas
×