A Vitro le urge dinero

La vidriera arranca el año con acreedores exigiendo anticipadamente el pago de su inversión; las evaluadoras de riesgo le han retirado las calificaciones y deja de atraer a los inversionistas.
Vitro  (Foto: Cortesía)
Orquídea Soto

El deterioro de la posición financiera de Vitro se ha vuelto una constante para la mayor fabricante de vidrio del país. Hugo Lara, quien tomó las riendas de la compañía el 14 de noviembre de 2008, ha enfocado su energía en reducir sus gastos.

Los recortes de personal, la cancelación de la renta de aviones para sus ejecutivos y la venta de activos no estratégicos han sido las principales acciones para contener la caída de la fabricante de vidrio hacia el concurso mercantil. Según información proporcionada a la revista Expansión por la empresa, las economías logradas ascendieron a 122 millones de dólares (MDD), mientras que la venta de activos generó 20 MDD.

Sin embargo, la liquidez de Vitro continúa afectada: la deuda neta aumentó 22.2%, principalmente por el incremento de 968.3% en los pasivos de corto plazo, en el tercer trimestre respecto de igual periodo de 2008. Su problema es apremiante: le urge dinero, debe 16,800 millones de pesos y pese a los avances en el incremento de su flujo de efectivo, a diciembre de 2009 contaba con 175 MDD, cantidad insuficiente para honrar sus compromisos financieros.

La vidriera fijó, por escrito, su postura al respecto. “La compañía es operativamente rentable y genera un flujo de efectivo positivo, sin embargo, tiene un problema de estructura financiera elevada, por lo que en este tipo de situaciones se busca negociar con los acreedores para dejar a la compañía en un nivel de deuda acorde con su generación de flujo de efectivo”.

problema-de-corto-plazo_1.jpg

Según un análisis de Grupo Financiero Banamex, debido a que el capital contable de la empresa cayó 79.4%, la razón de apalancamiento de Vitro, que mide la forma en que la firma financia sus activos, se deterioró, al punto que tardaría unos siete años en liquidarla. Un nivel aceptable sería tres años; Cemex, por ejemplo, en su peor momento no rebasó la referencia de los seis años.

Los inversionistas han perdido el interés en la firma, las evaluadoras de riesgo Standard & Poor’s y Moody’s le retiraron las calificaciones y los analistas ya no la siguen. Pero los financieros de Vitro confían en llegar a un acuerdo con sus acreedores: “(…) se ha mantenido la lógica de alcanzar una solución negociada, de esta forma se preserva el valor de la compañía.

Los avances en el proceso se reflejan en la cotización de los bonos de la empresa, que han pasado de cerca de 25 dólares a 50”, argumentó Vitro.

En agosto de 2009, la compañía presentó una propuesta de reestructuración que contemplaba 1,500 MDD de su deuda; en septiembre recibió una contrapropuesta del asesor financiero de los tenedores de sus bonos.

La regia navega en contra de un escenario recesivo que provocó a septiembre una caída en sus ventas en el exterior de 31.5 y de 13.1% en el mercado nacional. Su destino está en manos de sus acreedores.

El 6 de enero llegó el primer requerimiento de sus tenedores de bonos con vencimiento en 2012 y 2017, quienes exigen el pago de su inversión por adelantado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por el momento, las negociaciones con sus acreedores se suspendieron a fines de enero.

 

Ahora ve
Esta exposición muestra lo que nunca habías visto en los 70 años de Ferrari
No te pierdas
×