Hacia el fin de los excesos relojeros

Philip Merk, CEO de Audemars Piguet, considera que las marcas se volverán más conservadoras; en los últimos 10 años las casas relojeras han apostado por la vanguardia, la renovación y el lujo.
philip-merk-ceo  (Foto: Cortesía Life&Style)
Roberto Morán

La alta relojería acaba de vivir una revolución similar a la que experimentó en el siglo XVIII, cuando nació el tourbillon.

En los últimos 10 años surgieron casas relojeras independientes con diseños vanguardistas, las marcas tradicionales se renovaron, las de lujo (como Montblanc y Louis Vuitton) entraron a la competencia y algunos relojeros alcanzaron estatus de estrellas de rock.

“Tal vez ha sido demasiado”, dice Philip Merk, CEO de Audemars Piguet (AP), una marca que defiende su lugar frente a independientes y gigantes.

Merk predice que las marcas se volverán más conservadoras. “No puedes decir que, de un día para otro, vas a remplazar la tercera parte de tus ventas con algo que crees que es una buena idea, porque el consumidor no está ahí… Tenemos que manejar la evolución de una manera inteligente”.

La fórmula será: “Mantener vivo el producto aunque parezca que no está pasando nada”. El diseñador Octavio García y el relojero Giulio Papi, ambos de AP, están entre las estrellas, con sus nuevos modelos.

NO HAY PERFECCIÓN

Este relojero suizo tiene entre sus máquinas preferidas una estadounidense: Harley-Davidson.

Posee una moto sin inyección electrónica, para mantener el contacto con lo mecánico. "Está muy relacionada con la industria de los relojes: hermoso diseño, emociones, tecnología, no perfección. Tengo este dicho: ‘Aprende a vivir y a aceptar que no hay perfección'... Cuando veo a la gente en sus Harley me toca el corazón, tal vez tenga que ver con mi generación, la del Flower Power", dice Philip Merk.

   

Ahora ve
Ellos son los 44 tripulantes del submarino desaparecido ARA San Juan
No te pierdas
×