Renta 3 películas y sé un mejor CEO

¿Estás decepcionado de tu gurú, tienes problemas o dudas sobre gestión? el cine puede ayudarte; cintas sobre la mafia italiana o la Segunda Guerra Mundial pueden darte ideas para resolver crisis.
padrino  (Foto: Tomada de thegodfather.com)
Hernán Iglesias Illa

No sólo de la literatura de management vive el CEO: novelas y películas de todo tipo también pueden dar al ejecutivo pistas curiosas sobre cómo resolver problemas, tomar decisiones rápidas o motivar a los colaboradores.

Aquí tres ejemplos de cómo el mundo de la ficción, a veces, puede revelar al director verdades profundas.

- Enredos de oficina (Office Space, 1999)

¿Quién es más dañino? ¿El CEO en piloto automático, obsesionado por los procesos y los puntajes, o los consultores que no pueden distinguir entre un genio y un hombre harto de su vida?

Para esta comedia negrísima pero desopilante sobre la reestructuración de una compañía tecnológica, la respuesta es innecesaria: en su peor versión, la ciencia de la gestión es tan obsesiva que ya nadie piensa en el producto, los clientes o los empleados.

Esta película es ideal para los CEO decepcionados de sus gurúes o para consultores que se convierten en expertos a los dos días de llegar a una empresa. La cinta muestra cómo, para una compañía confundida y aburrida de sí misma, toda reestructuración será siempre un parche temporal.

- El Padrino II (1974)

La obra maestra de Francis Ford Coppola ofrece varias lecciones útiles para ejecutivos en problemas: por ejemplo, cómo solucionar disputas en empresas familiares (dándole el beso de la muerte a tu hermano en un hotel de La Habana: “Fredo, me has roto el corazón”) o cómo conseguir gratis una licencia para un casino (encontrando al senador a cargo, desnudo y borracho en un burdel junto a una prostituta muerta).

En cualquier caso, El Padrino II es siempre un buen manual para sobrevivientes.

- U-571: La batalla del Atlántico (2000)

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Capitán de submarino gringo, durante la Segunda Guerra Mundial, a subcapitán jovencito de submarino gringo: “¿Estás dispuesto a sacrificar las vidas de tus hombres? Ves… estás dudando. Si quieres ser capitán, no puedes dudar. Debes actuar”.

La vida del CEO, en su interpretación más militar, es una encrucijada espantosa: en ocasiones, la vida de la compañía vale más que las de algunos de sus hombres.

Ahora ve
Gracias a ‘Despacito’, Spotify considera a Justin Bieber como “un rey latino”
No te pierdas
ç
×