Abad debuta con reto como CEO de MetLife

La séptima mujer más poderosa de México liderará la fusión de operaciones con Alico en el país; como única directora general en una subsidiaria de la aseguradora busca además consolidar la plaza.
Carmina Abad  (Foto: Alfredo Pelcastre / Mondaphoto)
Gisela Vázquez

Carmina Abad Sánchez debutará en su nuevo puesto como directora general de MetLife México con el reto de integrar las operaciones de Alico, la división internacional de seguros de vida de AIG, recientemente adquirida por su compañía.

La mañana del miércoles 17 de marzo, Abad, quien es la séptima mujer más poderosa de México, según el ranking 2010 de la revista Expansión, quedó atónita ante los aplausos de 1,200 empleados en el corporativo de MetLife México, luego de que les compartiera cómo había sido su vida en la compañía durante 19 años. Su discurso fue alentador para las mujeres, con el mensaje de que se puede llegar a directora general en un sector como el de los seguros, donde predominan los hombres.

La misma emoción que sintió frente a sus empleados, la experimenta cuando hace deportes extremos. "Esa adrenalina fue similar a la que siento cuando buceo en un lugar de alto riesgo, como la laguna del Nevado de Toluca. Estar ante esas personas, cuyo futuro y el de su familia será impactado por las decisiones que tome, fue una sensación muy diferente. Creo que la gente me ve como el role model", dice un día después del anuncio en su oficina.

Su designación como directora general está precedida por los buenos resultados que logró en 2009. En un año de recesión e influenza, Abad (aún vicepresidenta de Operaciones y Negocios) aumentó 15% las utilidades y logró la consolidación como la aseguradora número uno del país al subir su participación de mercado de 15.19% en 2008 a 15.46% en 2009, según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros.

El nombramiento de Carmina Abad hizo ruido fronteras afuera: es la única mujer que ocupa el puesto de CEO en una subsidiaria de MetLife, líder en seguros de vida en Estados Unidos, con operaciones en América Latina, Asia y Europa, donde atiende a más de 70 millones de clientes. En el cuarto trimestre de 2009, la utilidad operacional fue 793 MDD (96 centavos de dólar por acción), por arriba de lo que esperaban los analistas (90 centavos).

Fronteras adentro, ninguna otra mujer es CEO en el sector asegurador mexicano.

Esta ejecutiva aficionada al buceo, al esquí acuático y a las cuatrimotos, entre otros deportes extremos, toma las riendas de la plaza más fuerte de MetLife después de EU. A diciembre de 2009, México aportó 57% de las utilidades totales del negocio internacional de MetLife.

Carmina Abad tenía dos años en un proceso de preparación con la posibilidad de dirigir la empresa a futuro. Pero la reciente compra que hizo MetLife de Alico (la división internacional de seguros de vida de AIG) fue la que detonó su ascenso. Cuando al CEO Alberto Vilar le pidieron hacerse cargo de la integración de Alico con MetLife en Latinoamérica, la candidata natural fue Abad.

Su debut como directora general tendrá precisamente como tarea ensamblar las operaciones con Alico que, en México, es la cuarta aseguradora en accidentes personales y la sexta en gastos médicos mayores. Tiene 14 oficinas regionales y más de dos millones de clientes.

A nivel global está presente en 55 países y tiene más de 20 millones de clientes. Sus ingresos totales sumaron en 2009 poco más de 30,000 MDD. Con la compra de Alico, MetLife será la quinta aseguradora más grande del mundo. Cerca de 40% de su actividad provendrá del exterior, ahora representa 15%.

La fusión trae un nuevo impulso: Alico tiene estrategias muy agresivas para administrar y conseguir clientes. "Tienen acuerdos globales de distribución con muchos sponsors, han desarrollado el marketing directo", dice Abad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Estas bondades serán de gran ayuda para alcanzar su meta principal como CEO: replicar en el sector privado el éxito que obtuvo durante casi dos décadas en el sector público. Ella fue una de las responsables de que 90% de los ingresos de MetLife provengan de coberturas a servidores públicos.

Carmina Abad tiene como meta subir, en dos años, a 30% los ingresos de clientes del sector privado y así reducir el riesgo que representa la alta concentración de cartera en el ámbito estatal. Sabe que no es fácil atacar el mercado privado ante grandes jugadores como GNP, AXA o los bancos; pero, dice, no competirán por precio, "nunca ha sido la filosofía de la compañía y no creemos que sea una estrategia rentable".

Ahora ve
Charlie Rose, señalado de acoso sexual
No te pierdas
×