Que el regreso a clases te cueste menos

El verano es la época con más gastos para los padres por las vacaciones y el nuevo ciclo escolar; considera cada detalle de la lista de útiles y aprende estrategias de ahorro.
familia-unno-aburto  (Foto: Cortesía Carlos Aranda/Mondaphoto)
Adriana Nolasco

El ciclo escolar apenas termina cuando los padres de familia ya tienen que pensar en los gastos del regreso a clases.

Tal es el caso de Gabriela Aburto y Juan Pablo Unna que tienen dos hijos en primaria: una en primer año y otro en segundo.

Tan sólo en educación, los dos niños representan gastos de alrededor de 190,000 pesos anuales. Por ello han implementado un plan para cubrir los costos del regreso a clases después de las vacaciones de verano.

Dentro de su plan, Juan Pablo pide a su empresa que le retire 10,000 pesos cada mes, que le entrega en diciembre, junto con el aguinaldo. Con ese dinero cubre inscripciones, útiles escolares, clases extra y uniformes, así como gastos de fin de año.

"En cuanto nos entregan la lista de útiles, la compramos con suficiente tiempo, pero primero checamos para comprar a buen precio", dice Gabriela Aburto.

Según Patricia Ortega, editora y economista de Finanzas Prácticas, portal de finanzas personales de VISA, la planeación de los gastos para el nuevo ciclo escolar debe hacerse entre tres y seis meses antes, tomando en consideración el número de hijos, el grado escolar, el monto de inscripción, la compra de uniformes y el paquete de útiles.

Para ello se puede hacer un presupuesto y ver cuánto es el aproximado que van a gastar a la hora de la inscripción para programar cuánto ahorrar y cuánto tiempo deberán hacerlo.

Ortega dice que si no se ‘pellizca' ese guardadito, "tendremos un gasto controlado y bajo estrés a la hora del inicio del ciclo escolar".

La planeación anticipada es básica

Para calcular el regreso de este año, habrá que sumar un incremento de 10% de lo gastado el año pasado, sugiere Sara Barajas, profesora de Finanzas y Fiscal en las carreras de Administración y Contaduría del Tecnológico de Monterrey.

Barajas dice que hay que tener un presupuesto detallado de lo que habrá que desembolsar en los próximos dos meses.

Por ejemplo, hay que hacer primero una lista de los útiles y libros que se necesitarán en el siguiente ciclo. Y después anotar lo que habrá que gastar en ropa y uniformes.

Algunas escuelas empiezan a facilitarles el trabajo a los padres de familia.

En el colegio Lomas Hill, con tres planteles en la Ciudad de México, el ciclo escolar se planea desde noviembre o diciembre del año anterior para hacer las adecuaciones necesarias en los materiales, así como para prever gastos y necesidades físicas del plantel, pues se requiere conocer el número de espacios que se tendrán disponibles para nuevas inscripciones.

Así el colegio está listo para informar a los padres de familia del monto de las cuotas desde febrero, dice Annete Muench, directora general del plantel Cuajimalpa.

Habrá que analizar también cómo se pueden conseguir mejores condiciones de pago. Algunas escuelas ofrecen descuentos por pagos al contado o dan planes de mensualidades.

"Muchas escuelas, aun las que cobran colegiaturas altas, se preocupan por sus alumnos, sus familias y la situación económica", asegura Leonora Villalobos, coautora del libro Finanzas para niños.

La escritora también explica que los programas de estudio no cambian radicalmente, por lo que algunos libros utilizados por hermanos mayores o amigos pueden ser usados por los más pequeños.

Olga Mijangos, madre de dos adolescentes que cursan la educación secundaria, menciona que en útiles escolares gasta aproximadamente 5,000 pesos en cada uno, incluyendo los libros, algunos de los cuales vienen de Alemania.

Los útiles los compran con anticipación, pues le dan la lista a finales de junio, por lo que tienen tiempo para comparar precios y saber dónde conviene adquirirlos.

"Es importante hacer una lista, apegarse a ella de forma estricta e involucrar al niño en el regreso a clases", dice Ortega, quien reconoce que algunos querrán el cuaderno de moda, que puede llegar a costar 60 pesos cada uno.

"Hay que animarlos a que dibujen o hagan sus propios diseños, porque además con esta actividad se fomenta la unión familiar", agrega.

Las recomendaciones

Otros puntos que Olga Mijangos recomienda seguir son:

1) Adquirir en las tiendas o papelerías mayoristas donde si se compra toda o casi toda la lista hacen un descuento de 5 a 10%.

2) Organizarse con otros padres para hacer compras conjuntas, ya que de esta manera es posible conseguir precios de mayoreo y el ahorro puede ser hasta de 35%.

3) Checar si alguna librería tiene tarjeta de descuento, pues hay algunas que hacen descuento de 10% en pago en efectivo y tarjeta de débito, y de 5% con tarjeta de crédito. En algunas escuelas hay libros que sólo se pueden comprar con un proveedor.

Los gastos adicionales

Algunos padres deben considerar que habrá muchos gastos ocultos que no están incluidos en colegiaturas e inscripciones, como clases extras de deportes y otras actividades, así como material adicional.

"Me gustaría que se incluyeran los gastos de transporte y clases extras en la colegiatura, porque, en ocasiones, estos gastos adicionales se sienten pesados", comenta Juan Pablo Unna.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para fortuna de Mijangos, esos costos están incluidos en el pago que hace a la escuela.

En opinión de la editora de Finanzas Prácticas, Patricia Ortega, se puede ahorrar en el transporte escolar al contratar un autobús o hacer las rondas con las amigas. "Todo es cuestión de organizarse, hacer un presupuesto y apegarse a él".

Ahora ve
Barcelona rinde homenaje a las 14 víctimas de los atentados
No te pierdas
×