Quién da más por... ¿chatarra?

La Casa de subastas Morton organiza remates de autos y camiones de empresas como Bimbo o FEMSA; el precio final de los vehículos puede superar hasta en 50% el precio inicial.
Las subastas te permiten duplicar e incluso triplicar el valor inicial de tu objeto. (Foto: Cortesía SXC)
subasta  (Foto: Cortesía SXC)
  • A+A-
Por:
Roberto Campa Zúñiga

Uno está acostumbrado a ver que en las casas de subasta se hagan pujas para comprar obras de arte u objetos ostentosos.

Pero la Casa de Subastas Morton rompe con ese esquema al organizar remates de chatarra. O casi chatarra.

A la fecha, ha organizado subastas de unos 6,000 camiones y más de cinco millones de autos y camionetas de empresas como Bimbo, Modelo, FEMSA, Bachoco y Coppel. Este negocio ya representa cerca de 30% de los ingresos de la firma.

Raúl Esperón Aburto, director de la subsidiaria Morton Autos y Camiones, asegura que el precio final puede superar hasta en 50% el precio inicial, establecido a partir del estado de los vehículos.

En mayo pasado, la subasta de 160 unidades de Casa Saba superó 30% el ingreso esperado para todo el paquete; y eso que sólo se vendió 70% de todo el parque vehicular.

Las subastas dependen del periodo de sustitución y del tamaño del parque vehicular de las empresas.

A Bimbo, por ejemplo, le organiza subastas durante una semana; a Grupo Modelo, una cada dos meses. Bachoco, Coppel y Casa Saba organizan cinco cada año y Nestlé, cuatro.

Morton tiene una base de datos de unos 3,000 posibles interesados.

Luego de la subasta, se encarga también de cobrar y de pagar a las firmas vendedoras, quienes tienen que pagarle a la casa de subasta una comisión de 7% de la venta total. Y el mínimo de autos es 30.

 

Ahora ve