La Cómer ahora pide prohibir derivados

La compra de dólares a futuro desde 2003 llevó a Comercial Mexicana a adeudar más de 2,000 mdd; el presidente de la cadena llama a las autoridades a reflexionar sobre el peligro de los instrument.
la comer  (Foto: Héctor Barrera)
Orquídea Soto

El presidente ejecutivo de Comercial Mexicana, Carlos González Zabalegui, propone prohibir el uso de los instrumentos derivados más nocivos, que estuvieron a punto de llevar a la quiebra a su empresa.

Los más dañinos para la firma fueron los llamados apalancados, en los que el menoscabo por perder puede ser hasta del doble o el triple.

"Es como el cohete para el niño, si no hay (cohetes) pues difícilmente le va a estallar en las manos", indicó González Zabalegui en una entrevista que se publica en la más reciente edición de la revista Expansión.

La cadena de autoservicios, desde 2003, compraba dólares a futuro, pero fue en 2008, cuando la jugada financiera se le salió de las manos.

El tipo de cambio dejó su zona de confort. Había permanecido por debajo de los 11 pesos y, de un día para otro, rebasó los 14.50 pesos.

El 9 de octubre, Comercial Mexicana debía más de 2,000 millones de dólares, el equivalente a las ventas de Mega, su formato estrella en ese momento.

"El gobierno, acreedores y legisladores deben asumir su responsabilidad y reflexionar acerca de los cambios que se necesitan", afirmó.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores estableció una histórica multa a Comercial Mexicana, por 49 millones de pesos. Además, fijó requerimientos de información más estrictos para las empresas, como el análisis de sensibilidad del riesgo.

Crecimiento lento

En julio de 2010 la compañía presentó, por tercera ocasión (y un amparo desistido), la solicitud de concurso mercantil, un convenio legal que garantiza que la empresa se liquide de manera ordenada. Esta vez con un plan de reestructuración previo y con el apoyo de la mayoría de los acreedores.

A inicios de agosto la petición fue aceptada, todavía se trabaja con el juez y el conciliador en los trámites para terminar el proceso.

Según los términos de la reestructuración pueden invertir hasta 1,300 millones de pesos al año. Una vez terminado el proceso de concurso mercantil, se buscará crecer a un ritmo menor, explicó José Calvillo, director de Finanzas.

Los planes serán limitados: cuatro o cinco tiendas, incluidos los nuevos formatos; en Costco, el ritmo de aperturas será  de una o dos bodegas al año. Con respecto a restaurantes, se abrirán dos o tres establecimientos.

Para 2012 planean subir a seis unidades; y algo similar en 2013. Un crecimiento menos que modesto comparado con Wal-Mart, que trae un ritmo anual de aperturas que rebasa las 250 tiendas. "Si se frena dos años el crecimiento, no lo veo grave", puntualizó  Carlos González Zabalegui.

 "Siempre hay forma de crecer en las zonas urbanas como el Distrito Federal. Si lo haces con los formatos correctos para cubrir la población objetivo y en los lugares adecuados, se tiene éxito", asegura.

Ahora ve
Dos jóvenes escapan de los incendios forestales en California
No te pierdas
×