Videollamadas podrían tener segundo aire

El uso de la imagen en las telecomunicaciones está teniendo un nuevo auge en el sector empresarial; ahora no se descarta que en un futuro se convierta en un servicio básico en todos los mercados.
llamada videoconferencia  (Foto: photos to go)
Leonardo Peralta

Hasta ahora el uso de la imagen en las telecomunicaciones, ha sido un fracaso comercial que se ha quedado en el limbo; pero, parece ser que han encontrado un hogar en el mercado corporativo.

De acuerdo con Luis Arturo Rosales, gerente de la empresa de telecomunicaciones Alestra, hasta 70% del contenido de un mensaje se pierde cuando carecemos de imagen debido a que el lenguaje no verbal contiene información clave durante una conversación.

Desde hace décadas, los intentos por llevar imagen a la conversación telefónica han sido infructuosos: la misma AT&T lanzó en 1970 un servicio de videoconferencias llamado Picturephone y en 2005 Telmex lanzó un servicio similar denominado Videollamada.

Ninguna de estas iniciativas tuvo éxito, tanto por factores económicos como tecnológicos. Rafael Manjarrez, gerente de Soluciones en Comunicaciones para Avaya, considera que una videoconferencia se compone de tres elementos: una red por donde viajan imagen y sonido, el equipo de llamadas (teléfonos, cámaras, computadoras) y el software que lo hace posible.

Históricamente, estos elementos habían sido costosos. El video requería el uso de redes analógicas como la llamada ISDN, que necesitaba hacer llamadas simultáneas para transmitir imagen y sonido, lo que elevaba los costos de estas soluciones hasta cientos de pesos por minuto, sin contar que sólo dispositivos de una marca eran compatibles entre sí.

Todo cambió en 2003 cuando programadores estonios crearon un programa llamado Skype, que permite hacer llamadas gratuitas vía internet, para agregar la función de video en 2006. Su popularidad (más de 440 millones de usuarios en el mundo) junto con la creciente disponibilidad de conexiones de banda ancha y el abaratamiento en los equipos, ha creado una diversidad de soluciones de comunicación.

En cuanto a la utilidad del video en las llamadas, los representantes de ambas empresas mencionan que esta herramienta puede resolver problemas que van de los gastos a la seguridad.

Alestra, que hace a su personal emplear soluciones de video, ahorra por concepto de traslado de empleados y viáticos hasta 600,000 pesos mensuales. El ejecutivo de Avaya dice que este tipo de soluciones evita que ejecutivos se trasladen a lugares peligrosos.

Sin embargo, antes de lanzarse a la tienda a comprar una cámara de video y conectarla a la computadora, es preciso analizar qué es lo que se quiere hacer al emplear esta herramienta.

Según el ejecutivo de Avaya, buena parte de las redes de telefonía empresariales están migrando a sistemas digitales, lo cual facilita la integración de video tanto en aparatos telefónicos como en computadoras y dispositivos.

Para Alestra esto representa un crecimiento en sus ventas de soluciones de videoconferencia de 16% anual.
Aunque no existe información oficial sobre el uso de llamadas con video en México, datos de Cisco señalan un crecimiento de 67% en el uso de internet para este propósito y se estima que para el año próximo el incremento sea de 80%.

 A ese ritmo, es posible que se haga realidad la profecía que dice que algún día todos seremos estrellas de la pantalla.

Ahora ve
Snapchat pasa de un filtro a ser un disfraz
No te pierdas
×