Cómo sobrevivir a desastres naturales

¿Realmente sabes qué hacer en caso de terremoto, inundación o huracán? Aquí una guía para prevenir.

¿Qué hacer en caso de terremoto?

1
Los expertos recomiendan, en caso de sismo, tener bien ubicados en un mapa los refugios más cercanos.  (Foto: Cortesía SXC)
Sismo  (Foto: Cortesía SXC)

No existe indicio científico que sugiera un aumento en la actividad sísmica en México, aunque existe un riesgo latente en la brecha de Guerrero, donde el último terremoto ocurrió en 1911. Aunque se han producido algunos de magnitud intermedia, como el de 1957, o incluso el de 1985 (de 8.1 grados Richter), algunos expertos calculan que en un futuro podrían producirse uno o dos de 8 grados o hasta 4 de 7.8.

Según Evaluación de Riesgos Naturales, empresa dedicada a inspeccionar obras, los edificios más vulnerables en la Ciudad de México son los que tienen entre 5 y 25 pisos.

Si tiembla en Guerrero, el Sistema de Alerta Sísmica del Centro de Instrumentación y Riesgo Sísimico activa una alarma 60 segundos antes de que tiemble en la capital del país.

Puede escucharse a través de radios que instala el CIRES, con un costo de cerca de 30,000 pesos, o por Quake Alarm, un dispositivo casero de 699 pesos más envío, funciona con un péndulo y usa baterías.

Los expertos recomiendan ubicar los domicilios y zonas de trabajo en el mapa de riesgo sísimico, así como las rutas de evacuación, extintores, mangueras y posibles refugios.

Durante el terremoto se recomienda desconectar el gas y la corriente eléctrica, y tratar de evitar elevadores y ventanas; si hay daños, olor a gas o químicos después del movimiento es mejor retirarse del inmueble.

La temporada de huracanes

2
El huracán Karl podría provocar un oleaje de hasta tres metros de altura en las costas de Veracruz. (Foto: AP)
Karl huracán  (Foto: AP)

El Sistema Nacional de Protección Civil utiliza un sistema de alerta por medio de colores. En caso de huracán es necesario proteger ventanas por dentro con madera o cinta adhesiva si no es necesaria la evacuación, desconectar gas, luz y agua y resguardarse en un lugar preferentemente sin ventanas.

Al pasar el meteoro es importante desalojar el agua estancada para evitar plagas y permanecer dentro del refugio a pesar de la aparente calma.

¿Y qué pasa con las inundaciones?

3
Habitantes de El Arenal se refugian en las azoteas mientras esperan que comience el desazolve del agua. (Foto: Notimex)
arenal-inundaciones  (Foto: Notimex, )

Es el fenómeno natural más común en México y sus efectos son más severos debido a las cada vez mayores poblaciones que se asientan donde hubo cauces de agua y otros factores como la erosión. Riesgos de inundación

  • En verano y excepcionalmente hasta noviembre, las lluvias más intensas se asocian con los huracanes que afectan al país.
  • Durante el invierno, los frentes fríos son la principal causa.

Los expertos recomiendan siempre tener identificados los lugares más altos de la región y las rutas de acceso a refugios temporales, al igual que con otras catástrofes es necesario desconectar el gas, electricidad y agua en caso de siniestro y sobre todo mantener la calma.

Los estados con mayor precipitación anual promedio son Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Quintana Roo.

El riesgo de las catástrofes

4
El sismo ocurrió poco después de las 3:30 hora local (01:30 GMT) del lunes, y destruyó casas, viejas iglesias y otros edificios en 26 ciudades y aldeas.
Escombros  (Foto: Reuters, )

Los desastres no son naturales, según la doctora Virginia García Acosta, directora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social. ¿La razón? Los desastres son una mezcla de un cálculo incorrecto o nulo de lo que puede salir mal con las condiciones de vulnerabilidad ante fenómenos como terremotos, inundaciones o huracanes.

Sólo algunos fenómenos naturales son predecibles, pero en una gran mayoría de los casos las personas podrían prevenir los desastres que ocasionan.

Por ejemplo: si una comunidad se instala en las tierras bajas de una zona deforestada bastará una tormenta para que haya un deslave y una inundación, con la consiguiente pérdida de bienes y vidas.

El crecimiento de la población, su traslado a zonas de riesgo y la pobreza elevan el peligro.

Aprende a continuación cómo prevenir desastres.