Sare ‘revive’ gracias a la Bolsa

La oferta de acciones le permitió a la desarrolladora superar la falta de liquidez en 2010; en 2011 espera lograr un aumento de 25% en ingresos y mantenerse en el segmento medio y alto.
BMV, Bolsa Mexicana  (Foto: Geraldine Valladolid)
Cinthya Bibian

Tras los problemas de liquidez que sufrió Sare en el 2010 y la colocación de acciones en la Bolsa como estrategia exitosa para financiarse, la desarrolladora espera lograr un crecimiento de 25% en 2011 y mantenerse en su tradicional segmento medio y alto.

Sare era la sexta desarrolladora de vivienda más grande del país hasta 2009, pero en el 2010 vio caer la comercialización de viviendas 55.4% y bajó al octavo lugar entre las compañías más importantes del sector.

Ese año la falta de financiamiento generó un duro golpe a la firma, en el lugar 300 del ranking Las 500 Empresas más Importantes de México, de la revista Expansión.

La firma se quedó sin aire en un momento en que pretendía sacar provecho de más proyectos relacionados con sus marcas Galaxi, Privanza y Altitude.

"En 2010 empezaron nuestros problemas de liquidez. Teníamos la demanda, a los compradores, los desarrollos listos, pero nuestras complicaciones vinieron cuando el crédito puente se restringió por parte de las sofoles y sofomes", explica Dionisio Sánchez, presidente ejecutivo y director general de la empresa.

Datos de la Asociación Hipotecaria Mexicana revelan que mientras en 2009 las sofoles y sofomes colocaron 319 créditos puente para la construcción de 31,223 viviendas, en 2010 las cifras cayeron a 231 financiamientos para el desarrollo de 21,163 unidades.

"Esto nos obligó a dar ‘vuelta de campana' a nuestra mezcla de vivienda, que originalmente era 60% vivienda media y 40% de interés social. En 2010 fue lo contrario", comenta Sánchez.

Para la empresa, el gran respiro fue la oferta de capital que llevó a cabo en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) en octubre del 2010, y en la que obtuvo recursos por 888.3 millones de pesos (mdp), que aplicó en la reactivación de la construcción de sus desarrollos de interés social y en la aceleración de la escrituración de unidades verticales, principalmente en los segmentos medio y residencial.

Se espera que esta fuente de recursos fortalezca su flujo en caja y lleve a una reducción en su apalancamiento, dicen analistas de Standard & Poor's. También que pueda reactivar la comercialización de vivienda residencial, que es la que mayor margen de ganancias suele dejar.

"Nuestro problema siempre fue liquidez, nunca la demanda; teníamos compradores a través de Infonavit y departamentos de 18 millones de pesos para vender en Acapulco, lo que faltaba era escriturar", explica Sánchez.

En 2011, Sare espera lograr un crecimiento de 25% en ingresos, sin embargo, para algunos analistas la empresa tardará aún en volver al camino del crecimiento sostenido.

"(Sare) ha vendido muy bien su perspectiva de dedicarse al mercado de interés social, que al parecer está en mejores condiciones para crecer; sin embargo, es temprano para tener evidencia de los resultados", considera Carlos González, director de análisis de Monex Casa de Bolsa.

Para Sánchez, tan sólo se trata nuevamente de regresar al carril que les permita mantenerse como una desarrolladora muy enfocada al segmento medio y alto, pero capaz de aprovechar el auge en el segmento de interés social.

"No queremos ser una desarrolladora de 100,000 o 50,000 viviendas, vamos a usar nuestra experiencia en interés social para generar flujo y vamos a seguir construyendo en el segmento medio y residencial".

Aunque para Ramón Ortiz, de Actinver, las compañías con alta participación en el sector de interés social serán las que saldrán beneficiadas en términos de perspectivas de crecimiento, el volumen, y no el precio, será lo que determine el éxito de las desarrolladoras que incursionan en ese segmento, como Sare, aseguran analistas de UBS.

Ahora ve
En 20 frases, así fue la defensa de Emilio Lozoya sobre el caso Odebrecht
No te pierdas
×