100 multinacionales

Vuelven las inversiones, se duplica el empleo y China aún deja respirar a algunos sectores.
Leopoldo Eggers

Desde el atorón económico de 2001, se viene repitiendo hasta el hartazgo que la economía mexicana pierde competitividad y capacidad para atraer inversiones extranjeras directas (IED). Para apoyar esta afirmación el recurso favorito es la comparación obligada entre los flujos anuales de IED recibidos por otros países, principalmente China y Brasil.

-

Las cifras absolutas son contundentes. En 2003 la economía china recibió flujos de IED por $53,000 millones de dólares y la OCDE prevé que en 2004 aumenten hasta $65,000 millones. En cambio, la economía mexicana recibió en 2003 flujos de IED por $10,800 millones y la expectativa de la Secretaría de Economía para 2004 es que ascienda a $16,600 millones.

-

A pesar de la enorme diferencia entre los flujos absolutos, la comparación en ese nivel es imprecisa: China recibe entre cuatro y cinco veces más IED que México, pero su economía es también cuatro veces más grande y su población 12 veces mayor.

-

Una metodología más adecuada tendría que comparar los flujos de IED per cápita para cada país y en ese campo las cosas son muy diferentes: los flujos a China fueron de $44 dólares per cápita en 2003 y en México fueron de $103 dólares. Para 2004, se prevé una IED per cápita en China de $54 dólares y en México de $158 dólares.

-

Si la comparación de los flujos comerciales se realizara a nivel de valor agregado, o de estándares de calidad, las conclusiones seguramente serían distintas. Es cierto que México ha perdido competitividad en sectores y segmentos industriales intensivos en mano de obra y los salarios reales han crecido razonablemente por el “error de diciembre”, pero esto no tiene porqué ser tragedia: en la moderna economía global o de tercera ola, los costos de producción distan mucho de ser el elemento más importante de la competitividad económica.

-

A cambio de salarios más altos, las empresas en México han ganado mucho en experiencia manufacturera, calidad y oportunidad; y desde hace un par de lustros: en diseño y desarrollo tecnológico. Algunos de estos argumentos han sido mencionados por los directivos de empresas como Sara Lee, Breshka, Levi’s y Zara, que entre 2001 y 2002 decidieron abandonar sus operaciones en México para localizarlas en China y que finalmente decidieron retomar su actividad productiva en México.

-

La amenaza China es real y las empresas mexicanas y multinacionales que operan en el país tendrán que enfrentarla con seriedad y creatividad. Pero también es real que hay mayor experiencia industrial, ya se han encontrado nichos de competitividad y hay varios clusters industriales que permiten ofrecer soluciones productivas de mayor valor agregado.

-

Tiempos mejores
El anuncio realizado por la Secretaría de Economía de que en el primer semestre de 2004 ingresaron al país flujos de IED por más de $10,000 millones de dólares y que para el segundo se esperan otros $6,600 millones significa una buena noticia.

-

Lo más importante es que 75% de las inversiones anunciadas se destinarán a la ampliación y la instalación de plantas y equipamiento industrial.

-

Nada mal considerando que por cada $100 millones de dólares invertidos en la industria manufacturera se crean 1,100 empleos directos promedio. Los cifras anunciadas aportarían más de 120,000 puestos de trabajo.

-

La lista de los inversionistas y de los proyectos industriales a desarrollar permite anotar otro punto a favor del optimismo.

-

Algunos son megaproyectos como la nueva plataforma de producción de Ford en Hermosillo, que implica una inversión de $1,800 millones de dólares, 12,000 nuevos empleos y la instalación en diversas etapas de 19 plantas de proveedores relacionados con las nuevas líneas de producción.

-

Otro caso es la ampliación de capacidad en las plantas de Nissan en Aguascalientes, con una inversión de $1,000 millones de dólares y la promesa de instalación de nuevos proveedores. Uno de estos es Jatco un importante productor japonés de transmisiones automotrices que prometió $300 millones de dólares para invertir en el complejo automotriz de Nissan.

-

Según el Consejo de la Industria Maquiladora de Exportación, hay programados $3,000 millones de dólares en proyectos industriales que revitalizarán la actividad maquiladora en las ciudades fronterizas de Tijuana, Matamoros, Reynosa, Monterrey y Ciudad Juárez.
Destacan también algunos proyectos de menor cuantía pero de muy alta relevancia, como la puesta en marcha del Centro Técnico de Visteon en la ciudad de Chihuahua, lo que confirma la transición que experimentan muchas de las maquiladoras extranjeras en México para convertirse en empresas de diseño, fabricación y manufactura integral.

-

¿10 años no es nada?
A diez años del TLCAN, la importancia de los grandes clusters multinacionales es fundamental para entender la economía política mexicana. Más allá de su tamaño, su irrupción sirvió para depurar el mundo empresarial, detonó procesos de consolidación industrial, comercial y financiera, y su impulso contribuyó a definir los perfiles de competitividad industrial y de servicios de la economía mexicana.

-

Hasta ahora, los analistas siempre obsesionados por el sube y baja de las cifras macroeconómicas no han dado mucha importancia a este efecto de especialización. Sin embargo, se debe reconocer que la presencia multinacional ha forzado cambios estructurales muy importantes, cuya implementación difícilmente hubiera salvado las barreras ideológicas de los partidos políticos y de las cámaras de diputados y senadores.

-

En la economía global contemporánea, México ha dejado de ser conocido únicamente por su tequila y sus mariachis. El país es ahora un competidor de respeto en los mercados mundiales de las industrias automotriz y de autopartes; es el mayor exportador en el mundo de televisores analógicos y ahora digitales, y uno de los mayores exportadores de impresoras láser, refrigeradores, lavadoras y otros productos de línea blanca, equipo eléctrico, médico, científico, y aeronáutico también es relevante.

-

El ranking
Durante la elaboración del ranking Las 100 Multinacionales se buscó obtener una muestra de empresas que reunieran perfiles de tamaño, liderazgo y representatividad en los principales sectores de actividad de las empresas multinacionales.

-

Algunas de las compañías que han participado antes como Microsoft, Alcatel o ThyssenKrupp declinaron proporcionar información, pero su ausencia fue compensada por nuevos participantes y por el retorno de algunas empresas que habían optado por el autismo noticioso.

-

Con esto, el tamaño promedio de las empresas participantes en el listado 2004 medido por sus ingresos fue de $1,454 millones de dólares, $275 millones arriba del tamaño promedio de la versión de 2003. Este año, pasó de 4,966 (en 2003) a 8,090 el número de empleados promedio por empresa o grupo.

-

La composición de las empresas listadas por origen del capital, arroja mayoría de la Región TLCAN con 52 empresas, sólo una del Mercosur, 37 procedentes de la Unión Europea y 10 de la región Asia-Pacífico.

-

Tal como ha ocurrido en el país, los dos últimos continentes han avanzado en participación en los rankings de los últimos cinco años (1999-2004).

-

El listado arroja algunas tendencias en función del crecimiento o descenso de los ingresos, y de las ausencias y nuevos participantes:

-

El alza en los ingresos de muchas de las empresas no sólo es resultado del mayor volumen de operaciones o embarques, sino también de una mejor mezcla de ventas en favor de productos de mayor valor agregado. Esto es notable en muchas de las maquiladoras incorporadas como Hewlett-Packard (HP), Sony, Samsung, Delphi y Visteon, entre otros.

-

La disminución en los ingresos de algunas empresas como DuPont y Xerox, e incluso la ausencia de IBM, no se debe a la pérdida de competitividad de estas empresas, sino a procesos de reestructuración corporativa que involucran el desprendimiento o escisión de algunos grupos de negocios o procesos productivos con menor relevancia estratégica; o a la recomposición de la cartera de negocios a productos o servicios con mayor rentabilidad actual o a futuro.

-

Otra tendencia destacable es el arribo y expansión en el mercado interno de manufactureras especializadas como Sanmina-SCI, Flextronics y Jabil Circuit que ahora ocupan las plantas y los procesos industriales abandonados por IBM, Xerox o HP.
-
Whirlpool
Avon
DuPont
Bayer
Bancomer y Santander

Newsletter
Ahora ve
“Se ve progreso en las variaciones mensuales de inflación”: Carstens
No te pierdas