19. Firmar las escrituras de la casa de

-

Nada como comprarse una residencia para saborear las mieles del trabajo. Y mejor si la escritura se firma con una pluma memorable.

Ahora ve
No te pierdas