2. Educación. A ganar el maratón

La administración Fox dice que ahora sí habrá un proyecto educativo de largo plazo.
Luis Hernández

Si bien es cierto que el país es uno de los más avanzados en el abatimiento del índice de analfabetismo y en el alcance del sistema educativo, aún queda un amplio sector de la población sin acceso a instrucción en el país: 6.2 millones de habitantes, según las cifras oficiales. Por otro lado –así lo reconocen incluso las autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP)–, existe un marcado rezago en capacitación para el trabajo.

- -

Un alto funcionario de esa dependencia señala que a la enseñanza en México le ha faltado un proyecto de largo plazo o, por lo menos, continuidad en programas que eleven el nivel de su calidad y equidad. En 25 años, el gobierno ofreció el empleo de secretario a 10 personas: Porfirio Muñoz Ledo, Fernando Solana, Jesús Reyes Heroles, Miguel González Avelar, Manuel Barlett, Ernesto Zedillo, José Ángel Pescador, Fausto Alzati, Miguel Limón y Reyes Tamez. En cada gestión, los funcionarios enarbolan la promesa de llevar a cabo una "revolución educativa nacional". Pero hasta ahora, no hay tal.

- -

Al cierre del ciclo escolar 2000-2001 se atendieron 29.7 millones de alumnos en el país. Para este año, la estimación es que se cuente con 30.2 millones de estudiantes: el gobierno destinará $273,752 millones de pesos para su formación, 4.5% del producto interno bruto (PIB). Sin embargo, la cifra todavía está lejos de la meta: invertir 8% del PIB al término del sexenio de Vicente Fox.

- -

"Creamos programas sectoriales cuyo objetivo es estrechar las brechas educativas, sobre todo en aquellos sectores donde tenemos indicadores dramáticos: las áreas indígenas, rurales y suburbanas. Ahí debemos hacer cosas más importantes aún. Trabajamos también para contrarrestar un fenómeno: la gente abandona sus estudios después de la secundaria para apoyar en el sustento familiar", explica Tamez, titular de la SEP.

- -

Con el fin de combatir esta deserción, dice el entrevistado, surgió el Programa Nacional de Becas: "Otorgamos 265,000 el año pasado a nivel bachillerato [$750 pesos al mes] y entregamos 100,000 de educación superior [$1,000 pesos mensuales]. Y es que 56% de los jóvenes que no estudia la preparatoria lo hace por razones económicas, no por falta de ganas o capacidad. Por eso se adjudicaron alrededor de $9,500 millones de pesos a ese rubro. Apoyamos a más de 4 millones de personas, desde el tercer año de primaria, hasta la educación superior."

- -

Sin embargo, la situación es más compleja aún. Los conflictos magisteriales, producto en su gran mayoría de inconformidades salariales, generan situaciones que desbordan la competencia de los gobiernos estatales. Ahí están los casos recientes de Oaxaca, Tlaxcala y Guerrero, que hicieron intentos por devolver el sistema educativo al gobierno federal debido a la falta de recursos para cubrir sus adeudos y compromisos económicos con sus profesores (en educación básica, por ejemplo, 90% del presupuesto se destina al pago de salarios de docentes y personal administrativo).

- -

Ante la posibilidad de que otros gobernadores buscaran deshacerse de la federalización educativa, firmada en 1993, Tamez inició pláticas urgentes con los responsables de cada entidad para sortear las dificultades y elaborar estrategias que permitan una administración más efectiva de los fondos públicos. "Estamos viendo cómo apoyamos a todos los estados en su problemática particular, pero dentro de los recursos que aprobó el Congreso. Nosotros no tenemos capacidad para autorizar dinero adicional a ninguna entidad federativa."

- -

Otro problema a resolver es la calidad de la instrucción. Para ello, el gobierno federal creará el Instituto Nacional de Evaluación de la Educación (INEE): "Queremos que los alumnos aprendan lo que tengan que aprender en cada uno de los niveles educativos. Buscamos que se entienda el concepto de educación de buena calidad. Pero una que esté sustentada en la evaluación y rendición de cuentas. Que la sociedad conozca cuál es la situación del sistema, con precisión y tiempo."

- -

¿Cuál es el reto más importante en el corto plazo? A decir de Tamez, la educación media superior: "Ampliaremos su alcance. En estos momentos tenemos 45% de cobertura entre los jóvenes de 15 a 17 años en bachillerato, en cualquiera de sus modalidades. Hay que llevarla a 70%." El resultado del esfuerzo, agrega, se medirá a través de las habilidades, competencias y conocimientos de los estudiantes.

- -

"México –según el secretario– requiere de estudiantes en todas las áreas, desde las básicas. Se necesitan más filósofos, gente que reflexione. Precisamos más físicos, matemáticos, personas que generen conocimiento. También astrónomos, así como más ingenieros en electrónica, telemática, sistemas, redes [en esta última especialidad, según un estudio de Select–IDC, nuestro país tiene un déficit de 75,976 expertos y llegará a 119,000 en dos años más]. Hay otro pendiente: en la enseñanza básica tenemos un sistema de evaluación que orienta a la memorización, pero lo que se necesita es una formación que ejercite el pensamiento."

-

Ahora ve
Los mexicanos desconfían cada vez más en sus autoridades, revela un estudio
No te pierdas
×