2001: la decepción

-
Sergio Sarmiento

No hay duda de que el primer año de gobierno de Fox fue decepcionante. Eran muchas las expectativas y fueron pocos los logros. La gran pregunta es ahora si en 2002 se enmendará el rumbo.

- -

El fracaso que más le importa a la gente es el de la economía. El presupuesto federal para 2001 pronosticaba un crecimiento de 4.5%. El Presidente estaba tan convencido de que esta expansión era posible que cuestionó al gobernador del Banco de México cuando éste se atrevió a sugerir que el incremento sería inferior a 3%. Al final, sin embargo, ni siquiera esto fue posible. La economía ha entrado en recesión. Y no queda claro cuándo se registrará la recuperación.

- -

En buena medida este fenómeno es producto de las condiciones externas y no de los errores de conducción del país. Pero también es cierto que el gobierno no ha tomado las medidas para promover la inversión.

- -

El gobierno de Fox tiene algunas ideas correctas. Ha propuesto, por ejemplo, eliminar la restricción sobre la inversión privada en electricidad.

- -

Sin embargo, alguna responsabilidad tiene también la actual administración. El Presidente no ha entendido que, en una democracia, el mandatario –sin mayoría en el Congreso– debe dedicar tiempo a cabildear con los legisladores. Sin embargo, Fox ha hablado más con los congresistas extranjeros en sus giras internacionales que con los diputados y senadores mexicanos.

- -

En otros puntos también el dignatario se ha mostrado incapaz de impulsar su agenda. La aprobación de una nueva legislación indígena, por ejemplo, no llevó a una firma de paz con el EZLN en Chiapas. Por el contrario, las enmiendas constitucionales modificadas por el Senado sólo sirvieron para que el Ejercito Zapatista se aislara más.

- -

En contraste, su mayor logro fue en el campo internacional. La visita de Fox a Washington en septiembre de 2001 fue un gran triunfo, ya que el Congreso de Estados Unidos consideró por primera vez la posibilidad de abrir la frontera a los emigrantes mexicanos así como a los camiones del país.

- -

El problema es que México no puede vivir de estos logros internacionales. La recesión económica ha generado ya un gran sufrimiento humano. Decenas de miles de compatriotas se han quedado sin empleo, particularmente en la industria de exportación. No es posible que el gobierno simplemente se quede esperando una recuperación en el vecino país del norte sin realizar ninguna de las reformas que se precisan para empezar una recuperación por propio impulso.

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

–El autor es investigador adjunto del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales de Washington.

-

Ahora ve
Los Dodgers de Los Ángeles vuelven a la Serie Mundial de Beisbol
No te pierdas
×