3 clásicos

-

SONIDO PURO.
-
El origen del jazz fueron los blues que  cantaban los esclavos negros -en los campos algodoneros a mediados del siglo XIX. Fue en Chicago donde -retomaron esos cantos para que naciera el jazz. En estos tiempos de fusiones, -clasificaciones y subgéneros, conviene que se recuerde la pureza de los -estilos. Enseguida, tres diamantes insustituibles y prístinos.

- Satchmo and the All Stars, 1947
-
Disco legendario. Louis Amstrong nunca tocó mejor la trompeta. Es pura pasión -oscura, lejana a Hollywood y a los conciertos de la Guerra. No está solo. De -hecho, es tan intenso oír a los demás como al propio líder. Perfección milimétrica -en vivo. Escúchese con cuidado el clarinete en “Tea for two”. Sublime. Si -se quiere conocer el jazz, aquí empieza.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Take five
-
Se llama así porque esta perfección se logró hasta el quinto intento de -grabarla. Dave Brubeck al piano y el maestro Paul Desmond en el saxofón, se -pierden en espirales de notas sin repetición. El disco es redondo –no le pasa -a cualquiera, a pesar del pleonasmo–: nadie gana y nadie pierde en esta -contienda de virtuosismo. De lo mejor.

- El concierto de Colonia
-
El jazz no sólo es improvisación, pero no existe sin ella. El extremo es -esta ejecución, donde Keith Jarret inventa la música sobre la marcha de -sus dedos en el teclado. Nada tiene más dominio del tiempo y el buen gusto.

Ahora ve
Con este gesto, Melania Trump muestra que no quiso tomar la mano de su marido
No te pierdas
×