30 maneras de crecer

En medio del reino de la incertidumbre, quedan dos opciones: la cautelosa prudencia o la toma de rie

La confianza está a la baja. Las expectativas de hombres y mujeres de - negocios, como puede observarse en el Indicador Empresarial de esta edición - (página 58), están signadas por la incertidumbre: 54% de los ejecutivos - encuestados por esta revista considera que el ambiente económico será muy - desfavorable, cuando 35% lo veía así en agosto del año pasado. Este - porcentaje es el más pesimista en todo el sexenio zedillista.

- No es para menos, si se considera que el entorno mundial es todavía adverso - y que las tasas internas de interés se mantienen excesivamente elevadas. De - ahí que la gran mayoría de los empresarios consultados vaticinen un mal - comportamiento de sus negocios, con volúmenes de producción, ventas y - utilidades en franco descenso.

- Pero, ¿realmente existen las condiciones para una desaceleración tan - acentuada? La respuesta es compleja, porque es afirmativa y negativa a la vez. - Pese a las adversidades, la economía logró un buen índice de crecimiento en - 1998 y, si bien las señales para este año son menos generosas, nadie vaticina - un ambiente recesivo. Los efectos más graves de la crisis brasileña ya están - descontados y parece difícil que los precios del petróleo se ubiquen en un - nivel más bajo que el actual. Es decir, los fundamentos económicos no hacen - vislumbrar alarma alguna.

- El problema está, hoy por hoy, en la política monetaria restrictiva, la - cual inhibe el crecimiento. Las presiones inflacionarias y las altas tasas de - interés seguirán provocando una sequía crediticia. Ante esta situación, los - empresarios mexicanos parecieran destinados a obrar con suma cautela, vigilar - con perros guardianes sus costos y cancelar proyectos de inversión. Y este - sería el mejor consejo para que, a corto o mediano plazo, pierdan una valiosa - oportunidad de competir a escala global.

- Cuidado. La mentalidad de la prudencia excesiva no es la que caracteriza a - empresas líderes –como Cemex, Carso, Pulsar, Panamerican Beverages y - Sanluis, por citar un puñado de ejemplos–, que suelen tomar riesgos mientras - los demás descansan, en espera de mejores tiempos. Es la diferencia entre el - corto y el largo plazo. Así de simple.

- De ahí que en esta edición presentemos 30 testimonios de muy jóvenes - hombres y mujeres de negocios. Se trata, sin más, de la generación que - conducirá los destinos empresariales de México en el siglo XXI. Y es - alentador observar que todos ellos, sin excepción, promueven una actitud - agresiva e innovadora entre su gente y desarrollan sus estrategias con una - visión de largo plazo. No se inhiben ante cualquier obstáculo. Su propósito - trascendental es coincidente: aportar su conocimiento y su trabajo para - construir un país más equitativo y más próspero.

- Tendríamos que aprender mucho más de ellos.

- Los editores

Newsletter
Ahora ve
La siguiente batalla de Donald Trump es la reforma fiscal
No te pierdas