&#34Es una tradición del presidencialis

Porfirio Muñoz Ledo, ex embajador de México ante la UE, Bélgica y Luxemburgo.

1. ¿Cómo va la reforma del Estado?
Es una reforma en abonos que no ataca los problemas centrales del país, ni crea un clima de consenso público. Se ha dejado de lado lo más importante: la forma de gobierno.

- 2. ¿Qué le critica al actual?
No podemos seguir con un régimen de minorías que es infuncional e ineficaz. Dado que vamos hacia un sistema de tres partidos dominantes y que éstos son ideológicos y guardan una disciplina de voto, el mejor régimen es el semipresidencialista, donde haya un jefe de Estado y otro de gobierno, electo por la mayoría del Congreso para que así pueda gobernar.

- 3. ¿Coincide con el presidente Vicente Fox en que la reforma del Estado está muy avanzada?
Es la historia del vaso medio lleno o medio vacío. El número de reformas y su contenido es importante, pero la reforma del Estado es distinta a las reformas al Estado. A lo largo de 70 años hubo 410 reformas a la Constitución. De lo que se trata es de acabar con esa parchología y hacer una gran reforma.

- 4. ¿A quién culpar de que eso no suceda?
Hay fuerzas políticas que saben que la reforma del Estado está identificada con una lucha de 15 años de la izquierda democrática del país. Y te lo digo sin ninguna vanidad, pero tampoco con falsa modestia, es una lucha que yo he encabezado. Un diputado llegó a decir que no quería una reforma epopéyica al estilo Muñoz Ledo, como si fuera una cosa personal.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- 5. ¿Cómo ve al país?
Es una tradición del presidencialismo mexicano decir que todo va bien, aunque la situación del país sea pésima. ¡Es la eterna historia de la infalibilidad del presidente! Nunca ha sido cierto eso. La verdad es que nuestra transición democrática corre el peligro de descarrilarse; una transición debe convertirse en proyecto nacional, y México no lo tiene.

- 6. ¿Cómo va su alianza con el gobierno?
Yo no tengo partido; es una alianza personal entre dos dirigentes políticos. Mientras haya congruencia en la reforma del Estado que convinimos, las relaciones continuarán. Pero él dejará de ser presidente en dos años y medio y ya no estará en la vida pública…y yo sí estaré.

Ahora ve
Enrique Peña Nieto envía mensaje a la población tras sismo de magnitud 7.1
No te pierdas
×