&#34México, Comprometido con su apertur

-

“A diferencia de otras culturas sajonas, los ingleses –al igual que los mexicanos– cierran sus tratos comerciales basados en la confianza, lo cual podría ser interpretado por culturas más estrictas para hacer negocios como una falta de compromiso”.Así lo afirma Richard Atherton, presidente de la Cámara de -Comercio Británica en México. Sin embargo, la globalización está cambiando estos patrones empresariales por un modelo más estandarizado –al estilo estadounidense–, al cual los empresarios afiliados a la Cámara Británica (y los mexicanos) tendrán que apegarse inevitablemente.

-

La visita del ministro de Comercio e Industria, Ian Lang, a finales del año pasado, renovó el interés por México. ¿Hay ya algunos resultados de esa visita en materia de inversión o de comercio?
-
El interés ha sido mutuo y cíclico. Hubo una época de mucho comercio, hasta antes de la Segunda Guerra Mundial. Después vino una especie de distanciamiento en que las nuevas generaciones de empresarios británicos prácticamente no conocían a México. El turismo bilateral ha sido uno de los factores de conocimiento mutuo más recientes que ha ido acercando a los países.

-

La visita del ministro Lang se dio en el contexto de la apertura mexicana al exterior, en la que sin duda el Tratado de Libre Comercio (TLC) ha jugado un papel determinante en el incremento de las inversiones directas a México. Después de Estados Unidos, el Reino Unido se mantiene como el segundo inversionista más importante para México.

-

Aunado a ello ha habido un buen trabajo de la Cámara y de ambas embajadas, promoviendo visitas de alto nivel tanto de gobierno como de empresarios. Por ejemplo, a fines del año pasado los presidentes de los grupos Carso, Alfa, Cydsa, Kimberly Clark, ICA y Banamex visitaron Inglaterra para concretar una serie de inversiones, alianzas estratégicas, compras de tecnología y colocación de sus productos en el mercado británico. Por su parte, el ministro Lang vino acompañado por ejecutivos de firmas como Biwater, Tate & Lyle, Rover, HSBC, Babcock, Kleinwort Benson, Pace Micro Technology, United Utilities y The Portland Group.

-

¿Y qué pasa con el gran conglomerado de pequeños y medianos empresarios que no viajan en estas misiones comerciales?
-
México y Gran Bretaña son países con otro rasgo en común: ambos tienen muchos fabricantes de componentes automotrices. Esto crea una gran cadena de desarrollo de empresas pequeñas y medianas que venden sus productos a las multinacionales.

-

Desde el año pasado estamos promoviendo visitas de este tipo de empresarios al Reino Unido. Sin embargo, estamos tratando de ampliar contactos con diversas organizaciones. Por ponerle un ejemplo: tenemos el caso de un productor de derivados de sábila de gran calidad comprometido a exportar.

-

No obstante, hay que hacer una labor educativa para crearle al productor una cultura exportadora y al consumidor inglés una mayor conciencia acerca de las bondades del producto.

-

Pero este proceso de educación puede ser muy lento...
-
...y sin embargo, para los empresarios ingleses interesados en México el proceso de información ha sido muy ágil y rápido.

-

La promoción que México ha hecho del TLC ha tenido un efecto importante. Se dio un acercamiento con México por parte de las compañías filiales inglesas que están en Estados Unidos, creándose una mayor aproximación para la toma de decisiones de inversión en hotelería, por ejemplo, o en la banca.

-

Para este año, estamos estimando alrededor de $500 millones de dólares de inversiones británicas en este país.

-

Pero mucho de ello podría irse al mercado bursátil mexicano...
-
No. La cifra es de inversión directa. Ahora bien, también estamos haciendo el esfuerzo de transmitir a las firmas mexicanas un mayor conocimiento del London Stock Exchange (LSE), para abrirles otras oportunidades de colocación de su papel accionario. La ventaja del LSE es que se pueden colocar montos menores y el público inversionista europeo está dispuesto a comprar más en pequeñas cantidades. Con la visita a México del ministro del Tesoro británico, Kenneth Clark –a finales del año pasado–, acordamos promover a Londres como destino financiero de empresas mexicanas, sin descuidar la propia promoción de la bolsa mexicana en Inglaterra.

-

¿Cuáles son los proyectos de corto plazo de la Cámara?
-
Básicamente, apoyar con información a los socios –sobre todo en este año– respecto de la nueva Ley del Seguro Social y el sistema de pensiones, así como la miscelánea fiscal.

-

En febrero pasado, el secretario de Comercio, Herminio Blanco, viajó a Gran Bretaña y su visita permitió afianzar los vínculos con miras al acuerdo comercial con Europa. Esto nos ayudará a incrementar las redes con otras cámaras para promover productos británicos y mexicanos.

-

La idea es tener el mayor libre comercio posible para el año 2020, según la iniciativa británica presentada en la reunión de la Organización Mundial de Comercio en Singapur, a finales del año pasado.

-

¿Cómo ve el futuro de la relación bilateral con el reciente cambio de gobierno en Gran Bretaña? ¿Se verá afectada la negociación con Europa que México realiza actualmente?
-
Los laboristas no alterarán la separación que existe entre la política y la economía en aquel país; creo que entienden las reglas de la competencia global.

-

Del lado británico hay un firme compromiso con el libre comercio y la investigación científica para el desarrollo de nuevos productos competitivos globalmente.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Del lado mexicano, hechos como la reducción de tarifas para los seguros al comercio hacen que éste se incremente y reafirman que México está comprometido con su apertura, dando pasos paulatinos hacia una mayor competitividad.

Ahora ve
‘La Chilindrina’ promociona la segunda temporada de Stranger Things
No te pierdas
×