&#34Nubecillas de intemperancia&#34

-

En la historia de portada de la edición número 124 (octubre 17 de 1973), los editores de Expansión ubicaban y analizaban los factores que habían desencadenado el ambiente de hostilidad y desconfianza que prevalecía en el país. El sector empresarial de la época tenía razones de sobra para mostrar su descontento. Uno de los motivos más trágicos: el asesinato de Eugenio Garza Sada (un pilar fundamental de la cultura corporativa mexicana, cuya extraordinaria obra persiste hasta nuestros días), a manos de un grupo terrorista que intentó secuestrarlo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Durante el sepelio del fundador del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, muchos empresarios lanzaron duras críticas contra el Estado. Y como lo muestra la imagen de portada, los periódicos se inundaron de desplegados que exigían justicia, paz social, certeza económica, libertad política. En Los Pinos, el menosprecio fue la respuesta. “Son expresiones aisladas, nubecillas de intemperancia que no son más que pequeños, transitorios aspectos que no deben alarmarnos mucho”, declaró en su momento Luis Echeverría, presidente de la república.

- Hoy las páginas de la prensa nacional siguen funcionado como tribuna para una gran cantidad de reclamos, muchos de ellos aún relacionados con aspectos de equidad jurídica y seguridad. Por fortuna, en el país se respira un mejor oxígeno: la crítica no es perseguida o callada, y el gobierno trata de asumir –no siempre con fortuna– una actitud comprometida ante los reclamos. Pero el margen de libertad existente sólo representa un primer paso. No basta con oír y recibir quejas. Ya es hora de imaginar y construir soluciones.

Ahora ve
La mascota de Emmanuel Macron lo sonroja en plena reunión oficial
No te pierdas
×