&#34Pecamos de arrogantes&#34

Novell sepulta su pasado de indefiniciones y ahora se enfoca a vender soluciones integrales más all

En los 90 era el rey del mundo de las redes. Su software NetWare era el líder -del mercado de la conectividad en un escenario en el que el intercambio de -información apenas florecía. Durante años sus productos se vendían sin -esfuerzo, ya que eran las compañías las que llamaban para pedirles una cita. -Era su época de gloria.

- Su reinado duró lo mismo que la maduración del mercado. La penetración de -diversas firmas de conectividad y otras como Microsoft que hicieron de la Red -una manera más sencilla de montar sus soluciones para trabajo en grupo que -embonaban perfecto con Windows, pusieron a Novell en aprietos. Su acción pasó -de $40 dólares en 2000, a los $6 dólares que cotiza en la actualidad.

- “No teníamos por qué escuchar al cliente porque nuestro producto se -vendía solo. La necesidad estaba ahí y la gente en Utah –sede del -corporativo– no escuchaba. Pecamos de arrogantes”, admite José Almandoz, -vicepresidente de Operaciones de Novell para América Latina. Él proviene de -una de las firmas que adquirió Novell en un proceso de reestructuración y hoy -es la cara de una nueva organización que sufrió una cirugía mayor.

- Primero adquirió a Cambridge, una firma de consultoría, para enfocarse de -lleno al cliente, luego de vender cajas y cajas de productos cuya única -diferencia era el número de licencias requeridas. Después complementó la -solución con Emerse Technology para asesoría en mercados verticales. Otro de -sus pasos fue apostarle a Linux, para lo cual compró dos firmas: Ximian (con -aplicaciones de administración y servidores) y Suse (distribución del sistema -operativo).

- Ya con todas las herramientas técnicas vino la limpia… o el cambio de -mentalidad, como prefiere llamarlo Almandoz. “Teníamos una organización -desarticulada. Cada área reportaba al corporativo, independientemente de en -qué parte del mundo se encontrara, sin que hubiera comunicación con otros -miembros de la oficina”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Todo el equipo en las 100 subsidiarias es reciente. “Es una nueva cultura y -una nueva estrategia, en la que dejaron de ser una oficina de ventas para -enfocarse de lleno a las soluciones que el cliente requiera. De hecho, tenemos -2,000 programadores que se dedican a desarrollar software en distintas partes -del mundo”, advierte Almandoz.

- Bajo la batuta de Jack Messman la empresa vuelve a levantar la mano. El -Gigante Rojo facturaba $1,198 millones de dólares en 1994. Este 2004 cerró el -año con $1,166 millones de dólares y muchos planes. ¿Volverá a ser temido?

Ahora ve
Un paseo por la ‘ciudad líquida’ de Nueva York
No te pierdas
×