&#34Soy la mejor&#34 <br>Alejandra Barri

-

Ella es una combativa lideresa que desde hace dos décadas ha levantado muchas polémicas por su relación amor-odio con las autoridades del Distrito Federal. Alejandra Barrios Richard, de 53 años, pertenece a una dinastía de conocidos vendedores ambulantes del Centro Histórico de la ciudad de México y representa uno de los más importantes poderes que mueven la economía informal en la ciudad. Acostumbrada a los mimos que en el pasado le prodigó el Partido Revolucionario Institucional (PRI), hoy denuncia las “traiciones” de su partido y mira con optimismo la llegada de la oposición a la regencia capitalina.

-

Por lo pronto, la dirigente de 5,000 comerciantes ambulantes ha logrado arrancarle a Cuauhtémoc Cárdenas la promesa de promover una Ley de Comercio Popular y una revisión al Código Financiero, además de la garantía de que terminará el hostigamiento por parte de la policía.

-

Sin embargo, Barrios aclara que ni abandonará el PRI, ni buscará un nuevo affaire con el PRD porque para ella el verdadero enemigo no es la oposición, sino la élite comercial contra la que ha sostenido sonadas batallas.

-

Controvertida y de carácter “bronco”, Barrios ha acaparado los reflectores en los últimos meses, luego de la muerte de la lideresa Guillermina Rico con la cual mantuvo una constante rivalidad que a veces rayaba en directos enfrentamientos. Ahora, sin competencias en su camino, Barrios se dedica a cosechar elogios y a pulir el brillo que le da el haber logrado importantes beneficios sociales para sus representados, como son educación en cuatro niveles (fundó una escuela que cubre preescolar, primaria, secundaria y bachillerato), salud (afilia a su gente al seguro social) y asesoría jurídica y financiera. Eso, dice la madre de ocho hijos que también se dedican al comercio en la vía pública, la convierte en “la mejor líder de los vendedores ambulantes”.

-

¿Por qué la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) ha emprendido una lucha abierta contra el comercio ambulante?
Porque es la única alternativa real que genera empleos e ingresos para miles de hombres y mujeres desempleados, y porque es una situación que no conviene a los intereses de la Canaco. Las acusaciones de la Canaco a los comerciantes ambulantes son infundadas y carecen de sustento ya que los que nos dedicamos a esta actividad somos personas honradas que preferimos sufrir las inclemencias de la calle a delinquir. Ningún líder empresarial de los que nos acusan de vender artículos robados, ha tenido la capacidad de acreditar sus acusaciones ante las autoridades judiciales. Además, ningún comerciante de la vía pública tiene la capacidad de comprar trailers de mercancías robadas. Eso sólo podría hacerlo gente con dinero y con capacidad de distribución, y estos seguramente, son empresarios. No se puede generalizar ni acusar sin base, como lo hacen los líderes empresariales que no defienden a sus agremiados, les cobran cuotas y no les brindan ningún servicio.

-

¿Por qué la aversión a la Canaco?
Porque no es democrática. Porque obliga a los comerciantes, por disposición de la ley, a afiliarse por la fuerza cuando ellos no se quieren afiliar. Existe una ley que los obliga y que lastima sus intereses. Esa ley no debe de existir. Por otro lado, yo pido que, así como tengo auditorías en mi asociación, se le hagan auditorías a la Canaco para que informe adónde van a parar las cuotas millonarias y el tráfico de influencias. ¿Por qué obligan a las autoridades a realizar determinadas acciones en contra del comerciante popular? Creemos que la Canaco debe entender que su posición es la siguiente: mejorar y dar empleos a los más necesitados, pagar buenos salarios y no estar haciendo publicidad con puras mentiras y demagogia.

-

¿Cómo fue que se metió en las tareas de líder sindical?
Yo nací en el comercio, en pleno corazón del Centro Histórico de la ciudad de México. Mis padres trabajaron en Tepito, La Lagunilla, la Alameda y en la mera explanada del Zócalo. Ellos siempre nos trajeron a mí y a mis hermanos en la vía pública vendiendo sus cosas. Esa es la raíz que traemos: Tepito, La Lagunilla, el Centro Histórico... Mi liderazgo nació de forma natural.

-

¿Qué fue lo que la hizo especial?
Somos el espejo de los padres y nací con el comercio como origen de mi universo. Siempre me defendí en la vía pública. Era una mujer muy valiente y no me dejaba de nadie; a pesar de eso, a veces me ganaban. En varias ocasiones terminé en la cárcel, muchas veces caí en la Vaquita y en la 20 (el antiguo Centro de Detención Preventiva Norte y la 20a. Agencia del Ministerio Público). Nunca me tocaron los 15 días de encierro, pero sí sufrí bastante con la represión de la policía que no nos dejaba trabajar. Fue en las calles de Tacuba, en el mero centro, donde nació mi liderazgo, porque la gente pensó en mí, me dio su apoyo; así nos unimos y resulté líder de los vendedores ambulantes.

-

Una vez que lo logró, ¿cuál pensó que era la función de un líder?
Yo creo que un buen dirigente, si es natural, debe traer una idea y pensar para quién debe trabajar: para sus agremiados y su bienestar social. El líder que trabaja para su ego no debe existir. Es bueno que existan los líderes naturales, porque ellos han resuelto un problema que el gobierno no ha podido resolver, que son las fuentes de trabajo. A que aiga (SIC) más delincuencia, más rateros, más prostitutas, mil veces mantenerse del comercio ambulante. Ahora lo único que necesitamos es que se regule el comercio popular, como lo está haciendo el gobierno, y que se paguen los impuestos. De allí en adelante, regularizados, yo creo que se logra la paz y la tranquilidad en el comercio de vía pública. Ya reordenados en módulos no estorbaremos a la ciudadanía.

-

Para usted, ¿cuáles son los valores morales que debe tener todo líder?
Querer a su gente, tratarla bien, indicarle el camino a seguir para su progreso y su bienestar.

-

¿Qué tipo de relación mantuvo usted con Guillermina Rico?
Con ella nunca tuve choques personales. Éramos muy diferentes. Nunca tuvimos conflictos; ella con lo suyo y yo con lo mío, y hasta allí.

-

¿Cómo se ha sacudido ese estigma de corrupción que persigue a todos los líderes?
Te voy a decir que, últimamente, de eso me acusa la Canaco, pero yo me pregunto por qué cobran a sus agremiados tan altas cuotas y les obligan a afiliarse a ellos. No se vale abusar de la ignorancia de la gente. Yo he logrado beneficios reales para mis agremiados y creo que eso me aleja de la imagen del líder corrupto.

-

¿Es difícil para una mujer abrirse paso en el mundo del comercio ambulante?
Sí. Y te voy a decir por qué: hay muchas represiones de todos los delegados de la Delegación Cuauhtémoc. Uno de ellos fue Enrique Jackson, que me golpeó demasiado. Me secuestró ilegalmente, abusó de su autoridad, perdí calles del abuso que hizo conmigo. Muchos líderes estaban felices con lo que me estaba haciendo. Creo que he tenido muchos descalabros, porque la autoridad ha querido abusar con lo más débil que es una mujer, intimidando a mi gente, metiéndola en la cárcel, golpeándola, y he sabido sobresalir a pesar de los golpes tan terribles que he sufrido. Hemos resistido esos golpes por la simple necesidad que tenemos de mantener a nuestras familias, tenemos que trabajar. Yo creo que mi gente se muere en la raya antes de que la quiten. Mientras no haya fuentes de trabajo bien remuneradas, la gente seguirá en las banquetas.

-

¿Cómo explica, entonces, que a pesar de los descalabros que di-ce haber sufrido su liderazgo aún se mantenga?
Me mantengo por dos cosas. Primero, porque me fascina, me encanta mi trabajo. Segundo, porque de eso vivo...

-

¿Se ha hecho rica...?
No, de ninguna manera. Yo me mantengo de mis comercios en la Heliplaza. Lo que me lleva a esto, más que nada, es ver cuánta pobreza hay en nuestro país y muchos no se dan cuenta de eso. Mejor roban, se llevan la riqueza, nos engañan los poderosos y siempre le pegan al más amolado. ¿Cómo lo explicaré...? El rico siempre le pega al pobre, critica al pobre porque lo considera una lacra social, una suciedad, como ahorita lo está haciendo la Canaco. Pero, en vez de arreglar los problemas del pueblo, están ayudando a que se fomente más vandalismo con su posición de comprar a las autoridades para que envíen a los granaderos a que nos peguen, porque nuestro trabajo no conviene a sus intereses. Si ellos venden un vestido por $300 pesos y en la vía pública lo consigues a $100, pues no les conviene. Pero vergüenza les debería dar, ya que gracias al comercio popular somos consumidores de sus mismos agremiados. Entonces significa que están lastimando los propios intereses de su gente al querer hacernos tanto daño. Ahorita nosotros, con la reordenación, tenemos el derecho de estar donde estamos y el presidente de la Canaco no es quién para estarnos criticando. Lo que buscan los de la Canaco es su fama, salir en los periódicos, que los reciba el Presidente, porque ellos sí pueden, porque el Presidente sólo recibe a los que tienen como ellos. Y ellos van a Los Pinos y tienen la capacidad de defenderse que no tenemos nosotros, ¿verdad?

-

Si en este momento le dieran una cita con Ernesto Zedillo, ¿qué le pediría?
Yo quiero que el Presidente recuerde que se llevó nuestros votos y que los únicos que anduvimos detrás de él, quiera o no reconocerlo, fuimos los comerciantes de la vía pública. Le dimos nuestro voto de confianza y ¿qué ha pasado? Nos han abandonado y nos han dejado como siempre. Por eso tuvieron lo que se merecían.

-

¿Cómo les ha ido a sus agremiados con el Proyecto de Reordenación del Comercio Ambulante en el Centro Histórico?
Mira, de las 30 y tantas plazas que se construyeron, las únicas que tienen vigencia comercial, entre regular y bien, son la Plaza Meave y Mesones. La mía es más o menos regular. Pero hicieron mal las cosas. Las famosas plazas parecen periqueras y generan enormes gastos a los comerciantes. ¿Qué comerciante que maneja mercancía por $1,000 ó $2,000 pesos se va a mantener por seis meses cuando no tiene para comer? Lo que va a hacer es salir de esa plaza e irse a la calle.

-

¿Qué propone usted para solucionarlo?
Lo que debe hacer el gobierno es venderlas y sacar lana para hacer macroplazas adonde sí sean comerciales. Porque nosotros, si nos va bien sí podemos pagar bien, pero si no nos ponen atención lo único que va a haber es una colisión con el nuevo gobierno.

-

¿Es optimista con respecto al futuro económico de México?
Muchos dicen que ya estamos estables en la economía. Pues para muchos que tienen, sí, pero para los que no tienen, no. Las ventas están por los suelos. Mis agremiados ganan un promedio de dos o tres salarios mínimos, sobreviven con todos sus gastos. Pero, la verdad, no es suficiente el que digan que la economía está mejorando. Mejora para los que tienen. El dicho lo dice bien: “El rico se va a hacer más rico y el pobre se va a hacer más pobre.”

-

¿Eso le parece una regla insalvable?
La prueba está en que fueron los pobres los que pusieron a Cárdenas donde está. Y si Cárdenas no protege a la parte popular entonces no sé cómo nos vaya a ir.

-

¿Cómo suelen ser las negociaciones con el gobierno?
Ahora que ha estado Óscar Espinosa en la regencia, muy difíciles. A él le han informado que soy una líder de mala reputación. Pero el señor no sabe de mi labor social y en realidad quién soy. Y, por si no lo saben, soy la mejor líder de los comerciantes, porque le he dado a mi gente más beneficios sociales que ninguno. A mí no me pueden acusar de nada, porque ya me han hecho cinco auditorías y he salido airosa. Con eso quiero demostrar que soy una líder honesta.

-

Pero, Espinosa pertenece al mismo partido que usted...
Mis amigos priístas, por los que he luchado durante muchos años y a quienes he apoyado, me han pagado muy mal. Estoy muy decepcionada de ellos y de sus traiciones.

-

Si sus amigos priístas le han tratado tan mal, ¿por qué sigue en ese partido?
Yo prefiero seguir en el partido por muchas razones. Nos han maltratado tanto que yo ya hubiera aceptado las propuestas que he recibido del PAN y del PRD. Sin embargo, por seguir la línea de mi partido me he impuesto la meta de seguir en él. Aunque muchos de mis agremiados, definitivamente, son de otros partidos. Yo le voy a demostrar a mi partido que, a pesar de que me ha descalabrado, estamos de pie en lucha con él. No porque se cayó el árbol vamos a hacer lumbre de él. Ahora es cuando más nos necesita el partido para luchar juntos.

-

¿Y a sus agremiados les jura la misma fidelidad?
Yo voy a estar con ellos hasta que me muera y luchando por ellos, porque soy el único sustento que tienen.

-

Eso quiere decir que no se plantea un retiro...
Jamás.

-

¿Qué futuro le augura a su asociación bajo el gobierno de Cárdenas?
Ya tuve oportunidad de hablar con él y creo que tiene buenas ideas. Está de acuerdo con el camino de pagar impuestos y de crear un fideicomiso para adquirir buenos terrenos y construir macroplazas. Lo malo es que, para conseguirlos, tendremos que salir del Centro Histórico. Y fuera de allí, donde pasa gente es sólo a la salida de las estaciones del metro. Si nos vamos a otros lados quizá no tengamos éxito.

-

Al parecer, le ha ido bien en sus primeros contactos con Cárdenas...
Creo que si Cárdenas quiere irse a la Presidencia en el 2000 debe cumplirnos a los ciudadanos en su gobierno. Necesitamos trabajo y, si nos pega, seguiremos trabajando.

-

Pero, ¿no cree que la oposición le cobrará caro su apoyo incondicional al PRI?
No, porque no se vale. La oposición debe recordar que el PRI le ha dado muchas cosas y Cárdenas debe recordar que estará para resolver los problemas de la ciudadanía sin fijarse en afiliaciones partidistas.

-

Cuando Cárdenas llegue al gobierno del DF, ¿seguirá prometiéndole votos al PRI?
No, porque yo no soy quién para decirle a mis agremiados “oye, vota por el PRI”. Ellos tienen que votar por quien mejor les parezca. Yo no soy quién para obligarles...

-

¿Cómo prevé que serán este año las negociaciones para la venta ambulante durante la época navideña?
Confiamos en que el señor Cárdenas comprenderá que no sólo el rico tiene derecho de trabajar y que es nuestra única oportunidad para alivianarnos de las malas ventas de todo el año. Una persona que se gana $1,000 pesos, pues está feliz. Y si esa oportunidad nos la da Cárdenas, pues ¡qué padre! Ojalá lo haga.

-

En lo personal, ¿qué precio ha tenido que pagar por ser líder?
Abandoné mucho a mis hijos. Ellos son buenos, trabajadores. Algunos son universitarios, pero los ocho sacaron lo que yo: su vida es el comercio ambulante.

-

Cuando decida retirarse del escenario, ¿qué pasará con su liderazgo?
Saldrá a la escena una de mis hijas que es muy abusada. Todos lo son, pero hay una a la que le gustan mucho estos rollos. Tú sabes que esto tiene su parte hereditaria...

-

En el comercio ambulante –que es un mundo muy masculino– justamente son las mujeres las que controlan y dominan...
Pues fíjate que en el comercio ambulante han salido mujeres muy valientes que han llevado a cabo el poder emplear a tanta gente que en realidad lo necesita. Porque la gente que trabaja en la calle es la que está desempleada y que tiene el derecho de llevarle a su familia un sustento para alimentarse. Por eso creo que el próximo gobierno debe pensar que, en lugar de estarnos golpeando y abusando de su poder, debe darnos fuentes de empleo para que podamos subsistir o, al menos, para vivir mejor.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

¿Cómo explica que las mujeres hayan logrado dominar ese mundo?
Yo creo que las mujeres hemos cambiado y los tenemos bien puestos. Y muchos de los hombres como que todavía les falta eso...

Ahora ve
Estados Unidos suspende temporalmente visados a Rusia
No te pierdas
×