39. Caminar en la lluvia y no mojarse

-

El ruido de las gotas tiene efectos terapéuticos, su ritmo es relajante y se presta para lograr un estado contemplativo y de introspección. O, para tener una significativa regresión a la infancia, una impostergable necesidad de salir a brincar charcos. Usted decida, pero hágale caso a su mamá y no se olvide de la gabardina.

Ahora ve
Tras fuerte lluvia, un ataúd “navegó” por las calles de la Ciudad de México
No te pierdas
×