&#39Las mujeres no saben negociar&#39

Para la Asociación de Mujeres Ejecutivas, las diferencias con sus pares masculinos son sólo culpa

En México sólo 12% de los puestos ejecutivos están ocupados por mujeres. Ivonne Monteagudo y Blanca Rodríguez son una excepción dentro de este universo, ya que forman parte del selecto 3% de mujeres que ocupan un puesto de director dentro de grandes corporativos en el país. Aunque ambas son la excepción que confirma la regla, no consideran que las mujeres sean víctimas de la desigualdad laboral, pues en ellas está aprender a escalar posiciones.

- A las dos altas ejecutivas las une una causa común: la de potenciar al máximo a mujeres en su misma posición a través de la Asociación de Mujeres Ejecutivas.

- Ivonne Monteagudo es presidenta y Blanca Rodríguez, vicepresidenta de esta organización. “Las mujeres tienden más a seguir las reglas y no acostumbran negociar sueldos, fechas de entrega ni proyectos”, explica Monteagudo para justificar porque las mexicanas en puestos top ganan 25% menos que sus pares hombres. Con esta misma idea también dirige la empresa MeadJohnson y representa a 12 de cada 100 puestos ejecutivos que pertenecen a mujeres.

- En total, la Asociación tiene 40 integrantes que forman el selecto círculo de altas ejecutivas mexicanas. A ellas todavía les falta aprender mucho del liderazgo masculino.

- En México, las universitarias son la mitad de la matrícula, la mayoría obtiene un empleo y permanece en él después del matrimonio. “Las mujeres ya no dejan el trabajo cuando se casan. Es una tendencia que está acelerándose”, declara, y por eso a la directora le parece poco que hoy sólo 12% de los puestos sean de ejecutivas.

- En Estados Unidos ocurre lo mismo. Sólo Marjorie Magner le da el toque femenino a la dirección general de Citigroup. Ella está sola entre 500 jefes máximos de las compañías más grandes de la revista Fortune.

- Ellas sí son rentables
A la empresa le conviene que haya mujeres en la dirección. La primera razón es que 80% de las decisiones de compra de todo la tienen mujeres. Sin ellas en la organización, tampoco hay representantes del grupo objetivo. Además, la empresa tiene acceso a un pull de talento más amplio que no se limita sólo a hombres.

- Y por último, en Estados Unidos la revista Fortune demostró que las empresas con mayor representación de mujeres generaron mejores resultados de negocio que las que no tenían mujeres en puestos de mando.

- El aprendizaje
A las mujeres les falta aprender de los hombres. “No aprovechan ni construyen una red de contactos. Porque no entienden el valor que esto tiene en el desarrollo de sus carrera”, explica Monteagudo. Para los hombres está muy claro que salir a comer para crear contactos ayuda a las promociones y al reconocimiento. “Pero las mujeres piensan ¿a qué hora voy a salir para crear contactos si tengo que recoger a mis hijos y hacer la casa?”, dice Monteagudo.

- Para alcanzar más puestos ejecutivos, las mujeres también deben practicar como los políticos. Pero las mujeres rechazan el tema por considerarlo negativo, mientras que los hombres son más neutrales en el tema. Como no hay un manual de política, las mujeres deben recurrir a mentores que son básicos para entender a la organización. “No hay mujer con una buena profesión sin uno o varios mentores en su carrera. Quienes más sufren por no tener mentores son las mujeres y quienes más gozan los beneficios cuando lo entienden, son ellas”, declara Monteagudo.

- Ejecutivas y solas
Blanca Rodríguez se sentó por primera vez en el Congreso de Administración de la inmobiliaria Rockwood con un error en su nombre. El rótulo decía Mr. Rodríguez y, por eso, los asistentes se sorprendieron con su entrada. Como Ivonne Monteagudo y como Leticia Narváez, ex presidenta de la Asociación, Rodríguez tampoco tiene hijos. Su renuncia a la maternidad  fue una decisión para escalar puestos, “si tienes que viajar todo el tiempo, no puedes tener hijos”.

- Un estudio británico muestra que 31% de las ejecutivas son solteras, en comparación con 12% de los altos ejecutivos. ¿Será que las mujeres exitosas están condenadas a vivir solas? “Es una decisión personal, pero esto no quiere decir que al crecer profesionalmente vas a dejar tu vida familiar”, opina Rodríguez. Para ella, hombres y mujeres necesitan aprender a vivir en pareja bajo una nueva circunstancia.

- “Al tener pareja y buscar el éxito profesional, hay tensiones que ni siquiera sabemos plantear claramente. De ahí surge que algunas mujeres preferimos estar solas o nos divorciemos”, explica la vicepresidenta de la Asociación. Para lograr un balance de vida personal y éxito profesional, Rodríguez desconfía de las prácticas de horarios flexibles.

- “En General Electric, dos colegas pidieron un acuerdo de tiempo flexible. Ella lo pidió por maternidad y él para jugar golf. A la mujer se lo dieron, pero terminó perdiendo mucho por estar ausente. Todo mundo respetaba que no iba en un horario determinado, pero si había una junta muy importante, a su nivel de dirección, no la molestaban, pero tampoco se enteraba. Al final del día, le funcionó mal y ella volvió a su horario normal”, recuerda.

- Por eso Rodríguez recalca que son más efectivas las políticas de diversidad en la empresa. Ella considera que las firmas estadounidenses son líderes, mientras que las mexicanas tienen menor interés por la equidad de género. 

- No al feminismo
Nunca, ni por equivocación, la palabra feminismo aparece durante la entrevista. “Yo creo que el feminismo en su momento tuvo que ser radical y así tuvo que ser. Ahora lo único que se busca es que haya equidad”, declara Rodríguez. Para ella, equidad de género significa tener los mismos derechos para acceder a las altas esferas de la empresa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- El avance de la igualdad llega también al interior del país. Rodríguez cita a Selene Ávalos, que dirige las finanzas de Urbi, en Mexicali, a la gerente general de Intermex, en Ciudad Juárez, y American Industries, en Chihuahua. Para Monteagudo, la postura de las mujeres en los Estados es distinta. “Les falta acceso a la capacitación que dan las grandes empresas”. Su recomendación es que las mujeres deben prepararse más.

- Con este fin, la Asociación organiza desayunos mensuales a los que llevan conferencistas para exponer temas como la negociación, el liderazgo, finanzas, economía y mercadotecnia. “Nuestra misión es acelerar la tendencia de las mujeres ejecutivas”, concluye Monteagudo.

Ahora ve
Tres hombres fueron detenidos en Manchester en la investigación del ataque
No te pierdas
×