500. Las empresas más importantes de M?

-

A veces exitosos, a veces con sabor a fracaso, los resultados económicos del país y los de cada empresa esconden tras de sí una historia, una estrategia.

-

Ciertamente, la que ha seguido el país hasta 1994 obligó a las organizaciones a mejorar su nivel de eficiencia y competitividad, pero no las salvó de las medidas tomadas (¿errores cometidos?) en diciembre.

-

Si se compara el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 1994 (3.5%) contra el de 1993 (0.6%), pareciera que la historia del año pasado es menos amarga que la del antepasado. No es así. Si bien es cierto que en 1994 muchas empresas fueron severamente golpeadas ‑primero por la devaluación de fin de año y luego por la contracción económica‑, no hay que olvidar que 1993 fue un período en el que las empresas también registraron una caída importante en el ritmo de crecimiento de ventas, del nivel de utilidades y del empleo.

-

Los cambios de las compañías y del país reflejados en sus cuentas financieras, encierran así más de una lección que los devotos de Pitágoras encontrarán imprescindible conocer para enfrentarlos retos de lo que queda de 1995 y, porqué no, de lo que resta del milenio.

-

Para EXPANSIÓN, editar Las empresas más importantes de México es siempre una oportunidad de mostrar claves de la historia de las empresas y también del país. En esta ocasión, el reporte ha dado un salto, ya que se ha fusionado el reporte de las 500 con el de Los grupos más importantes de México, que tradicionalmente aparecía en una edición posterior. Es justo reconocer que este salto ya se había iniciado desde hace algunos años, cuando diferentes compañías comenzaron a "migrar" reporte de Las 500, pues reconocían que si bien su estructura legal los situaba como grupos, en los hechos eran, y siguen siendo, empresas que operan bajo una lógica individual. Sin duda, la distinción entre grupos y firmas individuales es cada vez más difícil de establecer, ya que la diversificación de la cartera de negocios es una decisión corporativa que puede materializarse en diferentes formas de organización. Así, mientras General Motors opera en México como una empresa individual que manufactura diferentes partes de sus productos en múltiples plantas, el Grupo Industrial Bimbo elabora los mismos productos en diferentes plantas, dándoles el carácter de empresas filiales.

-

La economía tras los números. A juzgar por el comportamiento del PIB, el desempeño productivo en 1994 mostró una mejoría en relación al año anterior. No obstante, el 20 de diciembre la economía dio un giro de 180 grados modificando las expectativas de crecimiento que las empresas del país habían tenido en el último año, generando una crisis de confianza de proporciones enormes. El crecimiento del PIB en 3.5% alcanzado apenas con un crecimiento anual de precios de 7.1%, parecía estar bajo control de las autoridades financieras del país, quienes reaccionaron a la inestabilidad política con mayores tasas de interés, colocación de Tesobonos y una mayor sobrevaluación de la moneda.

-

La actuación gubernamental frente a la crisis colocó a las empresas en una situación de vulnerabilidad, primero por el aumento de sus costos financieros derivados de contratar créditos con elevadas tasas de interés, y que consumieron rápidamente su mayor eficiencia operativa. El acceso al crédito en mercados internacionales, si bien permitió a las empresas mexicanas reducir sus costos y financió la expansión de nuevos proyectos, las colocó en una situación de mayor fragilidad frente a los movimientos del tipo de cambio. Con la devaluación, las compañías que habían encontrado un respiro en la contratación de pasivos en moneda extranjera y las que estructuralmente dependen de insumos externos para su funcionamiento fueron colocadas en serios problemas de liquidez y solvencia.

-

Si bien la devaluación del peso corrigió la sobrevaluación de la moneda, el costo de esta corrección ha sido enorme: caída de 4.1% en el PIB durante el primer semestre, más de 250,000 empleos perdidos, una tasa de inflación anualizada de 53% y el desarrollo de una crisis bancaria a la que no se ha encontrado solución.

-

Detrás de Las 500. Para las empresas más importantes de México, 1994 se caracterizó por un incremento significativo en el ritmo de crecimiento de las ventas ‑9.4% en términos reales- derivado de la expansión que observó la economía y de una reducción de sus costos. No obstante, el peso que adquirió el costo integral de financiamiento por la devaluación produjo una fuerte caída en el nivel de utilidades en cerca de 75% del nivel anterior. Como resultado de esta situación, el coeficiente de rentabilidad promedio, cayó de 9.3% a 2.8%, mientras que su nivel de apalancamiento se elevó de 0.659 a 0.835 veces. Y no es para menos, ya que sus pasivos combinados se incrementaron en 45.5% en términos reales, empujados por un crecimiento de 56.3% de sus deudas contratadas en moneda extranjera. En conjunto, los pasivos externos representaron poco más de un tercio de los pasivos totales de las empresas. Con todo, la solvencia financiera a largo plazo no se vio seriamente dañada manteniéndose en un nivel satisfactorio (2.195 veces) aunque su solvencia a corto si resintió una caída, ubicándose en 1.345 veces. Por lo que toca al empleo, mostró una leve recuperación, si bien fue de apenas 1%.

-

Los socios del TLC. Inmersas en un profundo proceso de reestructuración productiva, las empresas más grandes de Canadá y Estados Unidos lograron mantener la expansión de sus de sus mercados en 1994. Entre los ejes que permitieron este crecimiento se encuentran: una intensa reestructuración industrial, el relanzamiento de las exportaciones y una reducción en su ocupación. Estas tendencias, con todo, apenas muestran el cambio rápido y profundo en el nuevo carácter de las empresas. Este cambio se expresa en el hecho de que una parte importante de los ingresos de las corporaciones industriales se están originando en el área de servicios, borrando cada día más la diferencia entre estos sectores.

-

A diferencia de 1993, las empresas que registraron pérdidas en 1994 fueron un hecho aislado. El resultado combinado de estas tendencias desembocó en el impulso de sus utilidades hacia arriba y que al finalizar 1994 totalizaron $24,000 millones de dólares canadienses para las empresas de Canadá y $215,000 millones de dólares estadounidenses para las de Estados Unidos.

-

Los resultados comparados en esta ocasión señalan que, para generar una unidad de ventas en 1994, se requirieron 0.8, 0.4 y 0.6 unidades de activos en Canadá, Estados Unidos y México, respectivamente.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

El informe de Las 500 empresas más importantes de México fue elaborado por el Departamento de Investigación y Desarrollo del Grupo Editorial Expansión. La coordinación y redacción de los textos estuvo a cargo de Gerardo Mendiola. Se prohíbe la reproducción total o parcial sin la autorización de los mención del contenido es permitida siempre y cuando se cite la fuente.

Ahora ve
Rebecca Burger, una estrella de Instagram, murió preparando crema chantilly
No te pierdas
ç
×