5,4,3,2...¡2000!

Si bien las especulaciones en torno a la conversión informática del 2000 oscilan entre la fantasí
Mayela Delgadillo

Apenas el pasado mes de junio se creó, por orden presidencial, la Comisión -Nacional para la Conversión Informática Año 2000. Este organismo estará a -cargo del titular del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e -Informática (INEGI), institución que será supervisada por la Secretaría de -Contraloría y Desarrollo Administrativo (Secodam), mientras a la Secretaría de -Comercio y Fomento Industrial (SECOFI) le corresponde realizar la promoción en -el sector privado y al Banco de México, invitado permanente, la responsabilidad -de no dejar descubierto ningún sector prioritario.

- Sin embargo, a tan sólo poco más de 12 meses del arribo del nuevo milenio, -el INEGI –que dice estar aplicando una encuesta nacional para conocer el -número de empresas que han tomado cartas en el asunto–, aún no dispone de -cifras reales sobre los sectores productivos y los niveles de avance del proceso -de conversión tecnológica empresarial.

- Por su parte, el sector privado tampoco cuenta con información oficial al -respecto y son tan sólo las grandes corporaciones, en su mayoría -multinacionales, las que anuncian que han terminado sus procesos de -reconversión. La farmacéutica Eli Lilly, que aun cuando no da cifras reconoce -que la inversión de recursos en este proceso incluso ha repercutido en las -utilidades de sus accionistas, y la compañía aseguradora Lloyd’s, son un par -de ejemplos.

- Mientras tanto, los empresarios mexicanos, especialmente pequeños y -medianos, siguen sin conocer a profundidad la problemática y, seguramente, -serán las primeras víctimas de la falta de previsión y de recursos para -responder con inmediatez a las consecuencias.

- El necesario cambio de software, que incluso las mismas áreas de sistemas de -las empresas sólo “ajustan” o “parchan” podría implicar, según -algunos consultores, que las jornadas de trabajo se amplíen a 16 horas y a -semanas laborales de siete días mientras concluye la reconversión.

- Según datos del INEGI, en los últimos años se ha registrado un incremento -significativo en el uso de la informática en México, y este sector ha -reportado un crecimiento anual en términos reales de casi 40%, con lo que el -universo de computadoras diseminadas entre el sector público, empresarial, -académico y doméstico rebasa los 3.6 millones de unidades.

- Así, y aun cuando la reflexión es obvia, urge que las compañías tengan un -diagnóstico profesional de su situación tecnológica. No debe olvidarse que -las repercusiones del retraso en esta materia puede tener costos incalculables -para la economía nacional.

- - LAS ASEGURADORAS, ¿SE CURAN EN SALUD?
-El sector asegurador debe ver la conversión tecnológica de las empresas en -dos sentidos, explica Arturo Sánchez Cerezo, presidente de Análisis y Estudios -Sectoriales de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF): “El primero -es netamente informático, derivado de los sistemas de las aseguradoras, y el -otro es propiamente el de responsabilidad civil en que pueden incurrir los -asegurados y sus repercusiones.”

- Aun cuando Sánchez rehusó abundar en la situación de las 64 aseguradoras -registradas en la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), -afirma que “todas están en este proceso de conversión”, y añadió que se -formó el Comité Informático integrado por la AMIS y la CNSF, entre cuyos -acuerdos destaca el arranque de la primera prueba integral para noviembre -próximo, “lo que permitirá detectar y corregir posibles fallas durante todo -1999”.

- No obstante, el principal perjuicio que pueden sufrir las instituciones de -seguros está en la cobertura de las pólizas de responsabilidad civil que -cubren, en forma íntegra, las pérdidas derivadas de paros totales en la -producción por tiempo limitado como consecuencia de fallas en la maquinaria y -equipo, conflictos laborales, incumplimiento de proveedores, accidentes y –he -aquí el meollo del asunto– los problemas tecnológicos que puedan repercutir -en los procesos de producción de las empresas.

- De hecho, existe un precedente internacional al respecto. La empresa Palace -Int, proveedora de alimentos en Detroit, presentó una reclamación contra TEC -América debido a que sus cajas registradoras no pudieron cerrar operaciones de -venta con tarjetas de crédito que expiraban en el 2000.

- Sin embargo, la muerte anunciada de los viejos sistemas de cómputo y la -falta de previsión en el caso de la conversión tecnológica es algo que hasta -ahora el sector asegurador no está dispuesto a perdonar.

- “Las aseguradoras aún están tratando de establecer las consecuencias de -‘los malos manejos de los sistemas’ (sic) en que puedan incurrir sus -asegurados, y no se harán responsables por manejos inadecuados del cambio al -año 2000”, asevera categórico Sánchez, ya que la pérdida de utilidades, -factor cubierto en este tipo de seguros, va ligada a la responsabilidad civil.

- No es lo mismo, abunda el ejecutivo, que fallen los sistemas de informática -en una compañía de servicios, a los estragos que este mismo problema podría -provocar en una farmacéutica, en donde la elaboración de los productos puede -sufrir alteraciones en su composición y con ello traer consecuencias fatales -para los consumidores.

- Para Agustín Gutiérrez Aja, director general de Müenchener de México, “las -pólizas que podrían verse afectadas por los sistemas informáticos son las de -responsabilidad de directores y funcionarios, indemnización profesional, y -responsabilidad de productos (equipos de control de sistemas de operación); -también están los seguros de retiro de productos, cobertura de pérdidas -financieras (incluyendo pólizas de responsabilidad general), y daños a -propiedades de los asegurados.

- Los daños por los que se puede exigir indemnización –siempre y cuando no -estén excluidos– son eliminación y reemplazo, interrupción de negocios y/o -contingentes como el just in time, daños en equipo electrónico y rotura de -maquinaria, y todo riesgo sin definiciones y/o exclusiones. Sin embargo, como -refiere Gutiérrez, la posibilidad de una cascada de subrogaciones entre -proveedores y/o prestadores de servicios por este problema puede generar una -enorme cadena de hasta $3,000 millones de dólares por gastos legales; “por -esta razón las coberturas que está dando el sector asegurador establecen -sublímites deducibles, coaseguros y, obviamente, incremento en las primas”.

- Al respecto, las reaseguradoras estudian el costo de los posibles daños a -escala mundial para determinar la viabilidad de la cobertura de responsabilidad -civil que cubra sin componendas este riesgo tecnológico, que, de concretarse, -se espera anime a algunas aseguradoras nacionales para ofrecer este servicio -aunque, según afirma Sánchez Cerezo, “como no hay experiencia en este -sentido, será difícil establecer el precio de una póliza de reaseguro”.

- En fin que, para evitar en lo posible la discrecionalidad de las aseguradoras -en la cobertura de las eventualidades derivadas de la conversión informática -y, sobre todo, prever riesgos exponenciales que no sólo pongan en la cuerda -floja la salud financiera de la empresa, sobre todo mediana y pequeña, y con -ello la del país, más vale prevenir... que desaparecer.

Newsletter
Ahora ve
Javier Corral anunció operación para detener a su predecesor César Duarte
No te pierdas