¡A beber!... Café

Sabemos que el café viene de Turquía y que el mundo entero lo adoptó como el afrodisíaco de la j

Su consumo es ancestral, pero el auge de la cafetera multiusos es herencia del siglo XX.

- La costumbre de beber café viene del ibrik turco, un receptáculo empleado para hacer café con el calor de la arena del desierto alrededor del siglo IV. Desde entonces, el hombre no ha abandonado el oscuro brebaje. Pero la verdadera revolución del café se dio cuando en 1901, Luigi Bezzera patentó la primera “máquina de exprés”, la Tipo Gigante, diseñada para reducir el tiempo de descanso de los empleados: el famoso coffee break. Funcionaba con agua y vapor a presión, que inundaba los granos de café con mayor velocidad, produciendo un sabor muy amargo y concentrado, no muy agradable en ese momento.

- Bezzera vendió su patente a Desiderio Pavoni en 1905, quien vio un futuro prometedor en la nueva mezcla. Se dedicó a hacer pruebas con distintos niveles de presión, hasta concluir que a 195 grados de temperatura, con una presión de 8-9 bar, se obtenía el mejor sabor. Así nació el exprés que conocemos hoy. La primera máquina moderna –y comercial– para preparar exprés salió al mercado en 1947, la Gaggia Crema Caffe. A partir de ahí, las cafeteras comenzaron a sofisticarse en diseño y prestaciones, elaborando exprés, americano, capuccino, moka y hasta infusiones. El café es un arte y son muchos los factores que se involucran para crear la taza perfecta. Primero, buenos granos, una mezcla con sabor, profundidad y equilibrio, una cafetera de calidad, con buena presión y materiales de primera, así como el cuidado necesario para acomodar el café, de acuerdo con la concentración deseada.

- En esta selección, te mostramos algunas de las cafeteras más prestigiosas en el mercado.

- La clásica: Pavoni erupiccola
De cobre brillante, es uno de los modelos que requiere menos mantenimiento. Levantando la palanaca se obtienen hasta 8 tazas de exprés de manera consecutiva. Si se dosifica la presión se logra el aprovechamiento óptimo del café. La máquina está dotada de una lanzavapor intercambiable con el Capuccino Automatic, para preparar bebidas calientes y capuccinos. El Capuccino Automatic está compuesto de un despositivo que con la máxima facilidad y rapidez aspira la leche, directo del contenedor, la vaporiza y la distribuye perfectamente montada en la taza.

- La empresarial: Miele CVA615
La solución perfecta: una cafetera exprés que se puede integrar al mobiliario de la cocina o la oficina. Sus controles son completamente automáticos, sólo hay que seleccionar mediante botones las preferencias individuales y disfrutar de un delicioso latte, un capuccino, un exprés o incluso un moka... Para que su uso sea incluso más fácil, dispone de una pantalla donde se despliegan las instrucciones para preparar cualquiera de sus especialidades. Como un práctico complemento, cuenta con un dispensador especial para chocolate caliente o agua para tés.

- La alternativa: Ascaso dream
Esta cafetera de diseño innovador está pintada con un proceso artesanal, lo que la convierte en un modelo único que enamora a primera vista. Funciona tanto con café molido como con bolsas de café preparado. Cuenta con un depósito de agua de 1.3 litros, lector de nivel, plataforma para calentar las tazas y protector para el canal de vapor. Está disponible en dos modelos diferentes: vaca loca y catarina amarilla y roja.

- La rapidísima: Jura capresso impressa
Sólo hay que poner la taza favorita para capuccino, pulsar un botón y disfrutar el café. Así de rápida es esta cafetera exprés: muele los granos, transforma la leche fría en leche caliente y espumosa, el café se filtra, se mezcla y el resultado es el mejor capuccino que jamás se haya probado. Mientras se disfruta, la cafetera se deshace del café que ha utilizado y entonces es tiempo de empezar a pensar en más delicias: otro capuccino, un latte, un exprés... Tiene ocho programas para personalizar las bebidas: cambia la intensidad y la cantidad del café, así como la temperatura de la leche. Entre sus ventajas, es la más silenciosa del mercado y tiene un dispositivo de alarma cuando el depósito de café se queda sin granos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- La fashion: KRUPS XP5080
Esta cafetera, ganadora de varios premios de diseño, está fabricada por completo en acero inoxidable. Tiene un sistema automático de cafés capuccinos con contenedor de leche, dosificación programable del café para una o dos tazas de expresso y también del agua caliente para una taza de té. La tecnología Thermoblock permite un calentamiento rápido del agua y garantiza una temperatura constante y óptima de 92 grados centígrados. Su avanzado sistema de filtración de agua elimina el cloro y las impurezas de cal para tener agua más pura, expressos con más sabor, y en general, una vida más duradera de la cafetera. Considerando el nivel de aditamentos, su precio resulta muy atractivo.

- La sibarita: Bosch B30 gourmet
Para los que quieren levantarse de la cama con el aroma de un auténtico café italiano sin hacer más esfuerzo que apretar un botón, Bosch lanzó la línea Benvenuto de cafeteras exprés. Este modelo combina de forma ideal la practicidad con un sabor excelente gracias a su sistema AromaSwirl -que realiza una extracción máxima- y a un boiler de acero inoxidable Ωque evita que el café adquiera un punto metalic y controla de manera precisa la temperatura para que se libere el sabor en su punto óptimoΩ. Además, dispone de un filtro interno, el cual limpia por completo el agua, algo que muchas cafeteras no tienen y que evita tener que revisar el filtro para asegurarse que el agua está limpia.

Ahora ve
Esto es lo que deja el año 2017 en América Latina
No te pierdas
×