A Bertha con amor

-

"Hasta muy pronto mi muertita divina", se despide por escrito José Luis Cuevas de Bertha, su compañera de vida durante casi 40 años. Sus cenizas —rastro de la leucemia que la despidió en Houston— se reparten en la playa de Pantla y el antiguo claustro de Santa Inés, Museo José Luis Cuevas desde 1992.

-

De cepa norteña, Bertha Lilia Riestra Menchaca conoció al pintor en el manicomio. Ella, en prácticas de sicología; él, en un taller de dibujo pintando a las ninfómanas de La Castañeda.

-

Activa en los medios intelectuales, Bertha asumió un papel destacado en la difusión de la obra del artista. Y es que se dedicó no sólo al arte, sino a la educación, a su familia y a la sicología. Sirvió de modelo a numerosos fotógrafos y formó una importante colección de arte que alberga su museo.

-

En su homenaje-despedida, se aloja la obra de una veintena de artistas plásticos, fotografías, documentos y objetos, relacionados todos, con la vida de Bertha.

Homenaje a Bertha Cuevas
Museo José Luis Cuevas.
Moneda 13, Centro Histórico, México, D.F.
Del 15 de agosto al 31 de diciembre del 2000

Ahora ve
No te pierdas