A cada sueño su dueño

-
Silvia Lailson

¿Quién no ha soñado alguna vez que sus deseos se hagan realidad, como en un cuento de hadas? Este es el leit motive de la Fundación Pide un Deseo (Make a Wish), que se dedica a cumplir las aspiraciones de niños con enfermedades que amenazan sus vidas. Pablito es un ejemplo. A causa de un cáncer terminal, este pequeño de Guadalajara debía permanecer en su silla de ruedas, mientras en su mente anhelaba estar en Puerto Vallarta para nadar con los delfines.

- La Fundación hizo posible que el chico de 12 años viajara con su familia a la ciudad, nadara con los delfines y hasta paseara en el buque pirata Marigalante.

- La organización comenzó hace 24 años en Estados Unidos, y tiene en su haber sueños cumplidos a más de 100,000 niños alrededor del mundo. A México llegaron hace dos años, con oficinas en Puerto Vallarta y San Luis Potosí. En nuestro país, sus estadísticas indican que cumplen casi un deseo por semana. Para que Make a Wish pueda llevar a cabo los deseos, cuenta con voluntarios, mientras que los recursos salen de donaciones corporativas, contribuciones individuales y subsidios (todos deducibles de impuestos). La selección de los niños a sorprender se realiza a través de referencias de los padres, directamente con el pequeño, su médico o cualquier otra persona perteneciente al campo de la salud, quienes deben enviar la solicitud a la agrupación.

- ¿En qué consisten los deseos de los niños mexicanos? Hay para todos los gustos: conocer a las Chivas, ir a Disneylandia, tener una bicicleta, conocer a su abuelita quien vive lejos y hasta ser oficiales de policía.

Ahora ve
Cómo evitar que tu hijo sufra un accidente relacionado con sus juguetes
No te pierdas
×