A media luz

El coloso cumplió su primer año y sigue semivacío. Mes a mes pierde una fortuna mientras no rente
David Aguilar

Cuando el año pasado fue inaugurado el edificio más alto de América Latina, en una parte de la ceremonia se tenía programado que se encendiera en su totalidad. No fue así por una falla en los sistemas y sólo encendió la mitad de la torre. Lo atestiguado esa noche de junio de 2003 fue una especie de augurio.

- A un año la Torre Mayor sigue a media luz. Los directivos de Reichmann International en México no alcanzaron la meta de tener entre 70 y 75% de ocupación en los 77,000 m2 que tienen dispuestos para oficinas. Hoy está ocupado 60% de los pisos.

- Corredores inmobiliarios señalan que la estrategia de promoción no ha funcionado. El concepto de “exclusividad y clase mundial” ha limitado el potencial de clientes. Hasta el 30 de junio había 22,000m2 disponibles.

- El coloso nació con algunos problemas, entre ellos la salida de ICA del proyecto. La constructora, socio principal de Reichmann, le vendió su parte por $25 millones de dólares en 2001. De esta operación quedó pendiente un pago por $6 millones que se hará cuando 90% esté ocupado. ¿Cuándo verá la constructora este dinero? Dados los resultados parece que no este año.

- Los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 espantaron a las empresas de ubicar su sede en edificios emblemáticos. Para rematar, la sobreoferta de espacios corporativos de lujo han provocado una picada en los precios. El costo promedio en este tipo de pisos fue apenas superior a $20 dólares por m2 el año pasado.

- Fuentes allegadas a la empresa, que pidieron el anonimato, informan que la compañía prevé contratar a una firma de corretaje para la colocación de pisos.

- Algo que podría sacar del apuro a los directivos de Reichmann podría ser un cierre de contrato con Banorte. El banco planea tener una nueva sede para su corporativo. Ayax Carranza, de Comunicación Corporativa del banco, confirmó que buscan 20,000 m2 para reunir a toda su gente en un sólo inmueble. El rascacielos mexicano está en su lista de opciones, pero hay un detalle: Banorte quiere comprar, pero en Torre Mayor el esquema solo es de arrendamiento.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- En los últimos meses, el piso 52 fue utilizado para realizar diversos eventos como conciertos o cenas de empresas. Era este el mecanismo con el que se intentaba promover a la torre, pero ante los pobres resultados se ha suspendido.

- No hay luz que por ahora clarifique el camino.

Ahora ve
Arqueólogos israelíes descubren una parte oculta del Muro de los Lamentos
No te pierdas
×