A prueba de todo

O&#39Gara blinda coches desde hace 60 años.
Valentín Fuentes

Cuando, en los años 40, Harry Truman recorría las calles en la limusina presidencial, confiaba su seguridad a O’Gara Hess & Eisenhardt, compañía encargada del blindaje del automóvil con domicilio en la Casa Blanca. Después de medio siglo se mantiene como la más activa en cuanto a fabricación de vehículos a prueba de todo: desde ráfagas de cuerno de chivo, hasta bombazos.

-

Bill T. O’Gara, presidente ejecutivo del consorcio, comenta que siempre procuran estar a la vanguardia en seguridad con el uso de nuevas tecnologías, tal es el caso de su más reciente compuesto para blindaje ultra-liviano impak que garantiza mayor resistencia a balas de armas de corto alcance. “Es un desarrollo conjunto con Dupont, ideado para utilizarlo en vehículos comerciales”, detalla.

-

Tony Russell, director de Recursos Técnicos, explica que la principal característica del producto es que “ofrece mayor integridad y calidad para el cliente y nos permite adaptarlo a las necesidades específicas de los vehículos”.

-

De acuerdo con O´Gara, el negocio en el país es muy activo. “Estamos en México desde 1995 y hemos visto crecer dramáticamente el mercado de autos blindados. Comprobamos, en toda Latinoamérica, que a medida que se fortalece la economía, se incrementa el crimen, y nuestra posición es ayudar a la gente a enfrentar la situación para que continúen operando sus negocios sin que se vean intimidados.”

-

Por lo pronto, la demanda no los deja descansar. De 1996 a 1999 las ventas de blindaje contra armas de corto alcance crecieron en Estados Unidos más de 1,000% y en América Latina 700%.

Newsletter
Ahora ve
Autoridades investigan ataque con armas de fuego cerca del Parlamento británico
No te pierdas