A sacar el lápiz

-
Arantzatzú Rizo

Serfin y Elektra hacen cuentas de lo que debió pagarse por la compra de las 87 tiendas tradicionales y 11 departamentales de Salinas y Rocha.

-

Elektra compró en marzo pasado Salinas y Rocha, en una operación de $77.9 millones de dólares. En los últimos dos meses ha reclamado $300 millones de pesos, por diferencias con la valuación hecha por Serfin.

-

Elektra solicitó un arbitraje, que deberá tener resultados en agosto. Una de las cláusulas de la operación de compra-venta expresa que si el comprador considera que hay diferencias entre lo que pagó y lo asentado en los libros contables puede hacer un recuento y reclamar.

-

Filiberto Jiménez, director general de Salinas y Rocha, asegura que la auditoría realizada por el despacho contable Price Waterhouse encontró que la suma pagada por Salinas y Rocha no correspondía a los activos y pasivos.

-

Rolando Calderón, analista financiero de Santander Investment, explica que es un reclamo normal en operaciones de compra-venta.

-

“Lo mismo sucedió con la venta que hizo el gobierno de los bancos. Después de la operación surgieron algunas irregularidades. Lo que parece extraño es que Serfin no haya realizado una investigación profunda antes de sacar a la venta Salinas y Rocha”, dice Calderón.

-

“No es un reclamo infundado. Es probable que la resolución sea favorable a Elektra”, asegura Ricardo Martínez, directivo del área jurídica de la empresa.

-

Ahora ve
No te pierdas