A toda máquina

Aby Lijtszain

Se inició en el mundo de los negocios vendiendo artículos a las secretarias de la empresa de su papá. Con el dinero que ahorró, compró un camión, que se volteó a las dos semanas, con pérdida total y sin seguro. Poco después compró acciones de una aseguradora, que quebró. Al salir de la preparatoria se le ocurrió incursionar en el transporte de personal –la empresa familiar se dedica a las mudanzas–.

-

A los 20 años lo invitaron a participar en la compra de la compañía de transporte escolar que daba servicio a su preparatoria, y que había quebrado. Consiguió reestructurarla y en un lustro alcanzó un crecimiento de 400%, con lo que se convirtió en la segunda más importante del país.

-

Lijtszain también ha incursionado en el traslado de carga internacional y en la publicidad en camiones y taxis.

-

¿Dónde se ve en los próximos cinco años? “He crecido porque lo he buscado. En un futuro me veo con empresas grandes en diferentes negocios. Estoy por casarme, me veo con familia y con una buena balanza, no me interesa dedicarme nada más a los negocios. Quiero ser un empresario exitoso, mantener el crecimiento que tenemos hasta ahora.”

Newsletter
Ahora ve
El grupo terrorista “ISIS” se atribuye ataque al Parlamento en Londres
No te pierdas