A vestirse en español

En EU las marcas de ropa se pelean por vestir a la juventud hispana.
Cristina Elías / The Orlando Sentinel

De la nueva boutique de Jennifer López, en Chicago, a la sensación de -Thalía en Kmart, pasando por la moda al estilo Daisy Fuentes, que se vende en -la tienda Kohl’s, las marcas de ropa y accesorios de origen hispano están -invadiendo Estados Unidos.

- Esto incluye Orlando. En el mero centro de esta ciudad nació la marca de -moda llamada Yo Latino, que quiere convertirse en la consentida de los -jóvenes hispanos del centro de Florida.

- Esta tienda, que abrió sus puertas a fines de julio pasado, apenas cuenta -con cuatro vendedores y una variedad de ropa que va desde camisetas y sombreros -hasta ropa para bebé que tienen estampado el logo de la tienda Yo Latino -o Yo Latina.

- El dueño es Reynaldo Sarmiento, un emprendedor de descendencia colombiana de -39 años de edad y que ha vivido 15 años en Florida. Él observa el potencial -que tiene la identidad hispana: “Existen marcas para los raperos como Tommy -Hilfiger y Fubu, pero no hay nada para hispanos”, menciona el -empresario. Sarmiento, que está buscando un nombre reconocido que represente su -marca, quiere enfocar su línea de ropa al reggaeton, un ritmo que -combina el reggae y el hip hop, que ha sido adoptado por la -comunidad hispana en Estados Unidos.

- “Queremos hacer un mercado propio a través de clubes y participando en -eventos como El Bombazo del Reggaeton, o con conciertos de Daddy Yankee”, dice -Sarmiento, haciendo referencia al máximo exponente de este género.

- Como él, muchas tiendas y diseñadores están tratando de darle a su ropa un -acento latino, aunque no todos están teniendo éxito. Por ejemplo, a Lucy -Pereda, conocida como la Martha Stewart de los hispanos, Sears le canceló su -línea de ropa este año. La colección Lucy Pereda será reemplazada con Latina -Life, una colaboración de dicha tienda departamental con la revista Latina, -que ha sido adaptada como una moda hip pero en versión light.

- “Ahora mismo, esto ya no es una moda pasajera”, les dijo Ilse Metchek, -directora ejecutiva de la Asociación de Moda de California, a las compañías -que están tratando de atrapar al mercado hispano. “Esto es más que una -simple compra para los consumidores que no acostumbran ahorrar. Pero si una -empresa busca permanencia de largo plazo, tienen que atraer al mercado en -general”.

- Si bien es cierto que hay riesgos, también es verdad que existen -recompensas. En Estados Unidos, los consumidores hispanos de ropa –la mayoría -de los cuales son mujeres– gastaron el año pasado $15,700 millones de -dólares en vestimenta, según NPD Group, una empresa de mercadotecnia con sede -en Nueva York. Casi una cuarta parte de estas ventas las generaron mujeres entre -25 y 34 años.

- Pero ni siquiera las celebridades, las comunidades o el lenguaje aseguran el -éxito, señala Metchek. Se necesita un buen producto y un negocio sano. Y los -negocios es un tema que Sarmiento conoce bien. Debido a que proviene de una -familia que tiene intereses en la industria textil, Sarmiento siempre ha estado -involucrado en el negocio de la ropa. En la actualidad trabaja con una empresa -de Orlando, pero está buscando producir sus prendas en Colombia. Además de la -imagen de Yo Latino, la tienda ofrece ropa con estampados que muestran -frases y emblemas que él y el diseñador John Santo crean, tales como ‘Mamacita’ -o ‘Caliente’. Sus prendas también pueden contener estampadas las banderas -de países de América Latina.

- En diversas partes de Estados Unidos otras marcas con sello hispano están -abriendo brecha en el mercado juvenil. Una de las que más ha destacado en los -seis años que lleva en el mundo de la moda es la mexicana NaCo. La -compañía pisó fuerte en el mercado regional en 2003 cuando el cantautor -colombiano Juanes portó una playera diseñada por esta marca con la leyenda ‘Se -habla español’ durante la entrega de los premios Grammy Latino.

- “Todo empezó cuando nos reíamos de la forma en que pronunciábamos mal -ciertos términos”, cuenta Edoardo Chavarín, quien fundó la empresa junto -con su amigo Robby Vient cuando ambos eran estudiantes en el Art Center College -of Design, ubicado en California. Entonces diseñaron portadas y camisetas para -empresas como Zurco, la compañía de grabación de Juanes.

- No obstante, el acento étnico es sólo una parte del éxito de la marca en -la voluble industria de la moda, apunta Metchek.

- “Incluso Julio Iglesias, cuando estaba en la cima de este juego, cuando -gobernaba el mercado en inglés y en español, tuvo un perfume que fracasó -estrepitosamente”, recuerda Metchek.

- Derechos Reservados 2005, The Orlando Sentinel.
-Distribuido por Knight Ridder/Tribune Business News.

Ahora ve
No te pierdas