ABN-AMRO BANK. Otra aguja en el pajar

El noveno banco extranjero que abre sus puertas en el país va por la misma rebanada: las grandes em

Desde hace unos meses, la banca extranjera comenzó a mover alfiles y caballos. Silenciosa, gana terreno dentro del sistema financiero mexicano. Quizá no se hace notar demasiado, porque no abre sucursales por doquier ni le está entrando a la banca de menudeo, pero está tocando las puertas de los jugadores de grandes ligas: los consorcios mexicanos de mayor estatura.

-

Uno de los más recientes que ha iniciado operaciones en el país es ABN-Amro Bank, un banco holandés que se fundó en 1824 en las Indias Orientales (hoy Indonesia). Concebido originalmente como una sociedad dedicada al comercio en esa zona, hoy es el sexto banco más importante de Europa, el primer banco extranjero por penetración y tamaño en Estados Unidos, así como el 18° en el mundo.

-

Con una red de más de 1,600 sucursales en 60 países alrededor del orbe, México es una aguja más en su pajar. Pero M.J. Drabbe, integrante del consejo de la institución, quiere afilar bien esa aguja: su propósito es convertir a ABN-Amro en uno de los cinco bancos extranjeros más importantes de México antes de que termine el ya agonizante siglo.

-

La veta que desea explotar es bastante clara: las privatizaciones. Y si bien el banco ya estaba formado en la fila de interesados en participar en el mercado financiero mexicano desde antes de la devaluación, los sucesos de diciembre no alteraron su plan original. "Desde el principio -confirma Drabbe- teníamos claro que atenderíamos a empresas multinacionales (holandesas o no), grandes y medianas, y daríamos soporte a los procesos de privatización que están por materializarse en este país."

-

Así pues, la desincorporación de puertos, aeropuertos, ferrocarriles, electricidad y petroquímica, entre otros, ha sido el gran anzuelo para atraer la atención de este banco. Pero no sólo ahí. Toda empresa grande, más aún si es exportadora, será cliente potencial de ABN/Amro.

-

No habrá jaque al rey. Los directivos de la institución financiera identifican cuatro grandes bloques de negocios en los que participan activamente a nivel mundial, y los cuales serán desarrollados también en suelo azteca.

-

"Tenemos más de 100 años en América Latina; sólo nos faltaba México", comenta Drabbe.

-

Cierto, el inicio es bastante modesto. Por ahora, ABN/Amro se conformará con una sucursal en la ciudad de México y, más adelante, los planes apuntan, obvio, hacia Monterrey.

-

Karel Van Laak, director general de ABN/Amro Bank de México subraya que la institución inicia operaciones con un capital de N$102 millones de nuevos pesos. Interrogado sobre las metas a lograr, el ejecutivo holandés señala que no hay cifras específicas sobre el número de empresas que atenderán ni del total de créditos que canalizarán en este 1995. "La inercia del mercado irá marcando las pautas y alcances de nuestro banco en México –añade- Venimos para quedarnos definitivamente; por tanto, no hay prisa."

-

Lo que sí no se dará, asegura Van Laak, es el Jaque al rey", es decir, la confrontación abierta (y a muerte) entre bancos extranjeros y nacionales. "Las instituciones mexicanas conocen su mercado, las tendencias, deficiencias y fortalezas; nosotros no. Por eso, venimos a complementar esfuerzos, no a generar enfrentamientos."

-

Con el ABN-Amro suman nueve ya las instituciones foráneas que operan en México como filial bancaria. Antes que la holandesa, las ocho primeras fueron Banco Santander, The Chase Manhattan Bank, Chemical Bank, JP Morgan, Bank of Tokyo, Fuji Bank y Bank of América. Citibank, como se sabe, era la única extranjera autorizada para operar desde antes de la apertura.

-

Sobre los problemas que afrontan muchas instituciones de crédito nacionales, agudizados en la mayoría de los casos por la crisis, Drabbe y Van Laak sólo intercambian una mirada y aseguran: "Tenemos confianza en el país. Cuando una crisis económica y política está en su punto máximo es difícil observar un futuro favorable, sin embargo, vemos un gran potencial en México. Ningún problema es permanente y México va en la dirección correcta".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Bien, pero ¿cuál sería el papel de ABN/Amro en un momento como el actual? Los ejecutivos no vacilan en su respuesta: "Ser socios del cliente". Y, ¿eso qué es? "Ofrecer productos ya elaborados para cubrir las necesidades de tipo estándar y productos hechos a la medida para cubrir demandas específicas." En otras palabras, "ser el socio capaz de crear soluciones para problemas aparentemente sin salida". Reto nada minúsculo, por cierto.

Ahora ve
El de Cristiano Ronaldo y otros empujones famosos en la cancha de futbol
No te pierdas
×